"La crisis es un catalizador para el crecimiento de Linux"
16/10/2009
Ha encabezado la transformación de Novell hacia nuevos negocios como Linux. Cree que el software de código abierto está en buena forma y cita a España como ejemplo de crecimiento

Fuente:  http://www.cincodias.com   Fecha: 16.10.2009

Ron Hovsepian tiene claro que los nuevos negocios como Linux serán la clave para el futuro de Novell. En 2010 ya aportarán más ingresos que los productos clásicos de la compañía. En términos generales, cree que la inversión en TI el año que viene tendrá un crecimiento plano.

¿Cuál es el estado de salud del software libre? ¿Se ha incrementado su consumo con la crisis?

El software libre está en muy buena forma. Hay un millón de personas que contribuyen a su desarrollo y 60.000 son contribuyentes que están colaborando bajo copyright. La adopción de Suse Linux sigue subiendo y, según IDC, su crecimiento compuesto de los últimos años es del 70% anual. Hemos aumentado nuestra cuota de mercado en 15 puntos. Nuestra cuota en Linux es del 30%. Creo que la crisis es un catalizador para el crecimiento del código abierto. Nuestras estimaciones es que un cliente puede alcanzar un ahorro de entre el 30% y el 60% al pasar de sistemas propietarios basados en Intel a entornos de código abierto basados en Linux.

¿Cómo se ha enfrentado Novell a esta situación de crisis?

En el segundo trimestre, aumentamos las ventas en Linux un 80%, mientras que en nuestro tercer trimestre fue del 22%. A pesar de la situación económica, la empresa está en línea de alcanzar su objetivo de elevar el margen operativo del 10% al 15%.

¿Qué representa Linux para Novell tras su reciente transformación?

Cuando se empezó a definir la nueva estrategia hace dos años, lo primero que se hizo fue ver qué activos teníamos, tanto financieros como tecnológicos. Intentamos demostrar que éramos estables. La decisión fue deshacerse de negocios que no considerábamos estratégicos como el consulting, que se vendió, y centrarnos en tecnologías que dan al cliente ventajas competitivas. Una de ellas era Linux, que permite a los clientes reducir sus costes. Hoy Linux supone un 20% de nuestros ingresos. Y para 2010, por primera vez, los productos nuevos superarán a los tradicionales, con un peso del 60-40% respectivamente. Novell se define como una empresa que trabaja en lo que es la infraestructura. Queremos ayudar a los clientes a gestionar sus cargas de trabajo, a gestionar mundos heterogéneos tanto físicos como virtuales. Además, tenemos una herramienta para cumplir con los protocolos de la gestión de identidades.

¿Es cierto que han emprendido ustedes una campaña para atraer clientes de su rival Red Hat?

Como he dicho antes, hemos ganado 15 puntos de cuota de mercado en Linux. Y España es un ejemplo de crecimiento importante dado que la facturación aumentó un 60% en 2008. Hemos incorporado clientes como Endesa, Prisacom, Renfe, el Inem, BBVA, la Universidad de Barcelona…

Estos clientes, ¿han pasado de plataformas propietarias o estaban en grupos de Linux como Red Hat?

Vienen de ambas partes. En España hemos logrado algunas migraciones desde Red Hat, pero sobre todo han sido clientes que han decidido apostar por la tecnología Suse para sus centros de datos. Empezamos esa campaña con la idea de ofrecer a los clientes la posibilidad de migrar desde Red Hat a Suse ofreciendo importantes ahorros de costes. Y se ha logrado captar nuevos clientes.

Parece que la comunidad de Linux no acaba de ver bien las evoluciones de Novell.

Cuando se habla de la comunidad, nos referimos a personas que hacen contribuciones a Linux. Y creo que Novell es de las empresas que más contribuciones recibe. Nosotros nos hemos fijado en dos aspectos, la gente de la comunidad y los clientes, que tienen unos intereses comerciales. La idea de Novell es que Linux tenga éxito, pero es necesario obtener una facturación que genere los recursos necesarios para seguir invirtiendo en su desarrollo. A pesar de que nos gustaría que todo fuese código abierto, nuestra estrategia es diferente. Somos una compañía que está construyendo un puente entre el código abierto y el entorno comercial, porque en las empresas se da un mundo heterogéneo en el que hay software de licencia o propietario y software libre.

¿Ve a Novell en el futuro como una empresa independiente?

Sí. Y la dirijo pensando que siempre será así. En los últimos años ha habido muchos rumores sobre posibles operaciones, pero mi expectativa es que seguirá siendo independiente.