IBM, SAP y Oracle han pagado 10.500 millones para competir en software de toma decisiones
16/11/2007
La industria del software vive, de nuevo, momentos de gran agitación. En apenas ocho meses, tres empresas líderes en el área del business intelligence han caído en manos de tres gigantes del sector. Hyperion en las de Oracle, Business Objetcs en las de SAP y esta semana Cognos ha sucumbido a la oferta de compra lanzada por IBM. En total, el desembolso ha superado los 10.500 millones de euros. Mucho dinero encima de la mesa para tomar las primeras posiciones en un negocio que promete jugosos ingresos.

M. Jiménez / S. Millán / MADRID (16-11-2007)

El business intelligence hace referencia al software que permite a las compañías extraer datos desde distintas aplicaciones para obtener información que les facilite la toma de decisiones en tiempo real; decisiones que pueden afectar a la cuenta de resultados de las empresas. Pero, ¿tan atractivo es como para desembolsar estas cifras multimillonarias? Parece que sí. Sobre todo si se escucha a empresas como Renfe, que esta misma semana reconocía en un foro organizado por Information Builders, otro actor del sector, que se han dado casos de reuniones de su consejo de administración en el que los miembros se han presentado con datos sobre la sociedad que no coincidían porque habían sido extraídos de fuentes distintas de la empresa.

Pese a lo sorprendente del tema, los fabricantes de software aseguran que es algo muy común, dado que la información crece a ritmos exponenciales dentro de las empresas, y si no se gestionan adecuadamente, resulta inútil para la toma de decisiones, explican desde IDC. Esta consultora aporta un dato revelador: la información almacenada por las compañías en todo el mundo alcanzará los 120.000 petabytes en 2010. Este crecimiento viene a demostrar que la intuición no es suficiente para tomar decisiones en los negocios, según apuntaba Tom Davenport, profesor del Babson College de Boston, en una entrevista reciente con The Wall Street Journal.

César López, analista de Penteo, cree que las adquisiciones obedecen a la necesidad de IBM, Oracle y SAP de tomar posiciones rápidamente en este segmento, y destaca un doble objetivo: 'crecer mediante el aprovechamiento de sinergias (tecnología y aplicaciones) y ganar clientes frente a otros grandes competidores como Microsoft y HP'.

A su vez, Pedro Pérez, socio de Accenture, justifica las compras en la necesidad de los pesos pesados de esta industria de compensar los gastos de innovación. 'Los movimientos son complementarios y las empresas buscan poner piezas en su conjunto', dice Pérez.

IBM: 'Los clientes demandan soluciones completas, no piezas segmentadas, para la toma de decisiones en tiempo real'

Este analista cree que la concentración puede facilitar, además, la toma de decisiones por parte de los responsables de tecnología de las empresas clientes. Según Pérez, hasta ahora era complicado elegir porque había demasiadas ofertas lo que provocaba que las compañías tuvieran problemas a la hora de elegir. En este sentido, Steve Mills, vicepresidente de IBM, justificó también la compra de Cognos apuntando que 'los clientes están demandando soluciones completas, no piezas fragmentadas, para poder tomar decisiones en tiempo real'.

Massimo Pezzini, analista de Gartner, indica que con las compras SAP, Oracle e IBM han buscado complementar su oferta. 'Necesitaban aumentar el portfolio en productos de business intelligence', asegura este experto.

El socio de Accenture indica que, por ejemplo, SAP carecía de algunas soluciones analíticas que habían sido demandadas por algunos de sus clientes. 'Los usuarios tenían que ir a terceros para poder cubrir algunas necesidades', afirma. Y añade que ahora el gigante germano podrá presentar unas soluciones mucho más integradas.

El papel de los independientes

Gerald Cohen, presidente de Information Builders, una de las empresas de business intelligence que permanecen independientes de los grandes grupos. Cree que estos últimos se han vuelto locos al pagar semejantes cantidades y está convencido de que su compañía va a tener ahora más oportunidades, pese a oferta que pueden hacer a partir de ahora los gigantes del software. 'Si desaparece un competidor, tendremos más espacio paga ganar terreno', continúa Cohen, que señala a Business Objects como su mayor competidor mundial (y a Microstrategy en España).

Algunas consultoras creen que la imagen de 'neutralidad' de Cognos, Hyperion y Business Objects corren el riesgo de perderse tras las compras y que los clientes pueden demandar ofertas más simples y específicas ajenas al posible control por parte de un gran grupo que tiene también intereses en otras tecnologías. Cohen, no obstante, recuerda que su compañía es socia en otras áreas de firmas como IBM. Y pone el ejemplo de que en septiembre el gigante azul empezó a distribuir en sus equipos una versión del producto WebFOCUS de Information Builders.

Programas de integración, el otro punto caliente de la industria

La industria del software tiene hoy otros puntos calientes donde los gigantes del sector están ojo avizor. El que ofrece más atracción es el del middleware o software de infraestructura o integración. Un ejemplo fue la reciente y fallida opa hostil de Oracle sobre BEA Systems por 4.700 millones de euros. Su objetivo era acortar distancia con IBM, líder en este área, y ganar cuota en un segmento que en 2006 movió 11.700 millones, un 16,4% más con respecto a 2005, según Gartner.

La toalla no está tirada. Larry Ellison, presidente de Oracle, reconoció el miércoles que no descarta lanzar otra opa sobre BEA en un futuro. También Microsoft, EMC y HP podrían efectuar sus propias jugadas, según distintos analistas. Y es que el middleware, donde hay otros especialistas más pequeños como Tibco y Vitrea, permite a las empresas mejorar la interoperabilidad de las aplicaciones 'facilitando la orientación de la tecnología al negocio, algo clave en los entornos competitivos actuales', dice el analista de Penteo.

Otra batalla tendrá lugar en los aplicativos verticales, según Miguel Milano, director general de Oracle Ibérica. 'Ahí no se ha cerrado la lucha', dice, refiriéndose a Oracle y SAP. En ese terreno Oracle ha hecho compras y 'haremos muchas más', avanza Milano, quien cuenta que ahora están en cinco verticales, 'pero a nadie le puede extrañar que estemos en 20 en cinco años'. En SAP, además de algunas compras, apuestan por la 'coinnovación' a través de acuerdos con otras compañías. 'En el sector bancario, por ejemplo, hemos firmado pactos con Accenture, Sungard, Misys, Callatafi & Wouters, para desarrollar o integrar componentes y aplicaciones', dice un portavoz de SAP.

100.000 millones

•Mark Hurd, consejero delegado de HP, aseguró que la concentración va a continuar porque los grandes grupos tienen en su tesorería más de 100.000 millones de dólares. En esta línea, Pedro Pérez, de Accenture, cree que al final van a quedar 5 o 6 gigantes.