La industria del software pide apoyo al Gobierno para crecer en el exterior
Durante la entrega de los premios Sadosky 2008, la CESSI planteó la necesidad de contar con respaldo oficial para "internacionalizarse". La crisis financiera amenaza con desacelerar el crecimiento de un sector que da trabajo a más personas que la industria automotriz

http://tecnologia.infobaeprofesional.com  27.11.2008

 
La industria del software y de los servicios informáticos (SSI) reclamó al Gobierno nacional apoyo para las empresas del sector que buscan crecer en los mercados externos.
El pedido fue planteado por el titular de la cámara de las compañías de esta actividad (CESSI), Miguel Calello (en el centro en la foto de apertura de esta nota), ante el jefe de Gabinete, Sergio Massa, en la noche del miércoles durante la entrega de la edición 2008 de los Premios Sadosky, un galardón con el cual se distingue a personas y organizaciones por su aporte a la “inteligencia argentina”.
Calello destacó que el sector creció luego de la devaluación del peso en 2002 por su competitividad y por el valor agregado integrado en sus desarrollos, pero pidió al Poder Ejecutivo respaldo a las empresas para que puedan “internacionalizarse”, es decir, que puedan expandir sus actividades fuera del país, en un mercado mundial donde dominan gigantes como la India, China e Irlanda.
El sector del software y los servicios informáticos (SSI) argentino vivió una época de negocios florecientes luego de la devaluación del peso en 2002, con un crecimiento muy por encima del Producto Bruto Interno (PBI) en su facturación, cantidad de empleados y exportaciones.
Sin embargo, la crisis financiera internacional amenaza con desacelerar este crecimiento, y abre las puertas a un debate dentro de esta actividad, que ya da trabajo a más personas que las industrias automotriz y farmacéutica, y que mueve un volumen de negocios anual superior a los 7 mil millones de pesos, con exportaciones que este año superarán los $1.350 millones.
Calello se mostró confiado a partir de los antecedentes argentinos en situaciones similares a la actual: “En 2001 y 2002 tuvimos un prototipo de la crisis mundial, hicimos el testing. La crisis es para nosotros una oportunidad”. Remarcó que al trabajar con productos y servicios intangibles, la capacidad de readaptación de las compañías informáticas a nuevas situaciones es veloz.
El empresario también anunció que unas 240 empresas ingresaron a la ley de 25.922 de promoción de la industria del software, e informó que la Secretaría de Industria elevó un anteproyecto de reforma de esa norma, para que las compañías puedan presentar su certificación de calidad tres años después de percibir los beneficios impositivos de la ley. 
Massa (en la foto derecha), el funcionario de mayor nivel del Gobierno que estuvo en el acto en el hotel Sheraton de Retiro, coincidió en la necesidad de crecer en los mercados externos, aunque no dio mayores precisiones ni anuncios concretos para el sector.
Sólo se refirió en forma genérica a la puesta en marcha de la agenda digital, una iniciativa que discute el Estado con el sector privado y la academia para profundizar la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la sociedad.
La Administración Nacional asume el compromiso de trabajar junto a CESSI para que la agenda digital sea la agenda de todos”, dijo Massa.
El anuncio oficial de esta agenda queda en manos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hasta ahora desde el Poder Ejecutivo se aseguraba que se divulgará antes de fin de año. Para anoche se esperaba la presencia de la mandataria en la cena de la CESSI, pero su ausencia obligó a postergar de nuevo la expectativa por este plan.
"Tenemos un compromiso con la agenda digital, que no tiene que ver con un sector económico sino que tiene que ver con un modelo de país", afirmó Massa.
El jefe de Gabinete aseguró a los empresarios y académicos presentes que en el nuevo escenario global "los bienesy servicios vuelven a ser las piedras fundamentales del sistema financiero", en respuesta al pedido de apoyo planteado por Calello.
La definición de la agenda digital “será el año que viene”, aclaró Massa, quien destacó el trabajo encarado por la Oficina Nacional de Tecnologías de la Información para llevar adelante los debates previos a la redacción del documento.
Tanto Massa como Calello destacaron la importancia de sumar calidad y valor agregado a los productos y servicios que genera esta industria, para poder elevar la competitividad frente a las devaluaciones de monedas de otros países como Brasil.
“Lo barato sale caro”, ilustró el titular de la CESSI, para agregar que la industria del software argentino “no puede ofrecer mano de obra barata”, sino que debe apuntar a que “la calidad sea el diferencial” respecto de la oferta internacional.
El empresario insistió que las empresas del sector necesitan “fuerza para internacionalizarse”, y el pedido de que el gobierno genere fondos de riesgos. “Que sea una inversión, nosotros no hablamos de crisis sino de oportunidades”, afirmó.

Premios y reconocimientos
Además de Massa, estuvieron los ministros de Trabajo, Carlos Tomada; de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; y de Educación, Juan Carlos Tedesco; y los embajadores de los EEUU, Francia y la Comunidad Europea; y más de 500 empresarios, académicos y dirigentes del sector de las TIC.
La edición 2008 estuvo integrada por 14 categorías y temáticas vinculadas a Recursos Humanos, Industria TI, Tecnología, Prensa, e Inversión. El máximo reconocimiento, el Sadosky de Oro, fue otorgado al Instituto de Tecnología ORT (en la foto de apertura de esta nota, dos directivos de este centro educativo, flanqueando a Calello), como la institución más destacada del año en la promoción de la industria de las tecnologías de la información argentina.
Los ganadores por categorías fueron:
  • Recursos Humanos: Calidad Educativa: Instituto de Tecnología ORT; Innovación Educativa: Instituto Balseiro; Trayectoria Educativa: Carlos Tomassino.

     
  • Industria TI: Solución Informática: Questor, de SoftLab; Empresa Informática: Globant; Trayectoria Empresaria: Daniel O. Bejerman, Presidente de Sistemas Bejerman; Calidad Profesional: Alvaro Ruiz de Mendarozqueta, de Motorola.

     
  • Tecnología: Investigación Tecnológica: Departamento de Computación de la FCEyN, de la UBA y la Fundación para las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (FLENI); Innovación Tecnológica: Intel; Trayectoria Tecnológica: Rodolfo Kohn, de Intel Software de Argentina.

     
  • Prensa: Investigación periodística: Revista Information Technology, Bruno Massare, Mariana Pernas y Marilina Esquivel; Trayectoria Periodística: Revista NexIT, de Editorial Poulbert.

     
  • Inversión: Proyecto de Inversión: Parque Informático La Punta, Universidad de la Punta, San Luis; Empresa promotora: Global Delivery Center Argentina (GDCA) de IBM.
     

También se entregaron menciones especiales a personalidades por promover la tecnología para su uso en distintos sectores de la sociedad: Carlos Tomada, Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; Enrique Deibe, secretario de Empleo, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; Susana Barazatian, Directora Nacional de Orientación y Formación Profesional, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; Juan Carlos Tedesco, Ministro de Educación; Fernando Javier Fraguío, Secretario de Industria, Comercio y de la Pyme de la Nación; Iván Heyn, Subsecretario de Industria de la Nación; Débora Giorgi, Ministra de la Producción de la Nación; Francisco Cabrera, Ministro de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Beatriz Nofal, Presidente de la Agencia Nacional de Inversiones; Luciana Pagani, Directora de la Agencia Nacional de Inversiones; José Francisco Lopez, Presidente del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM); Facultad de Ingeniería y Ciencias Exactas de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE); Facultad de Tecnología Informática de la Universidad Abierta Interamericana (UAI); Luis María Kreckler, Subsecretario de Comercio Internacional de la Cancillería Argentina; Lino Barañao, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

La elección del nombre de los premios, responde a la decisión de homenajear al doctor Manuel Sadosky, el científico argentino que ha sido el promotor del desarrollo de la tecnología en nuestro país y cuyos aportes desde el ámbito académico, público y científico son una base fundamental de la industria actual.