Microsoft abraza la bandera de Linux
04/08/2009
Red Hat felicita a la firma de Redmond por permitir que Linux se pueda ejecutar como una máquina virtual sobre Hiper-V, lo que acerca la interoperabilidad entre dos mundos hasta ahora irreconciliables

Fuente: www.computing.es     Fecha: 04.08.2009

El acercamiento entre Red Hat y Microsoft es cada vez mayor y se va materializando en productos encaminados a posibilitar la interoperabilidad entre el mundo propietario y el de código abierto. La aportación de Microsoft al kernel de Linux bajo la licencia pública GNU 2 le abre las puertas como mayor contribuidor corporativo, lo cual ha sido aplaudido públicamente por Red Hat en un blog.

La nueva contribución consiste en tres drivers para dispositivos en Linux, destinados a la interoperabilidad. Están diseñados para permitir que Linux se ejecute como una máquina virtual sobre Hyper-V, el hipervisor de Microsoft. Esta interoperabilidad beneficia a Microsoft como argumento de ventas para Windows. Aunque también es bueno para los usuarios de Linux, al ofrecer mayor flexibilidad y capacidad de elección. De esta forma todos ganan con esta iniciativa.

“En el pasado, Microsoft fue muy crítico con el sistema de licencias GPL, pero es evidente que ha aceptado la realidad de que las licencias copyleft están aquí para quedarse”, señalan desde Red Hat. El GPL sigue siendo de lejos el tipo de licencia open source más empleado, y ha contribuido en gran medida al crecimiento del código abierto y el open source. En lo que respecta a la comunidad del kernel, no existe ninguna alternativa viable.
Sin embargo, sigue habiendo un importante obstáculo que debe ser resuelto para que Microsoft pueda ser considerado un miembro de la comunidad de pleno derecho: el tema de las patentes. A lo largo de los años, los miembros individuales y corporativos de la comunidad han dejado claro formal e informalmente que no van a mantener o amenazar con litigios sobre patentes en el terreno de Linux.

La amenaza de las patentes es incompatible con las normas y los valores que sustentan el núcleo de Linux. “Para ganarse el respeto y la confianza de la comunidad Linux, Microsoft debe desechar inequívocamente estos comportamientos y comprometerse a que sus patentes nunca serán usadas contra Linux o contra otros desarrolladores de código abierto o usuarios”, esgrime blog de Red Hat.