El software de infraestructura se extiende en la nube
09/07/2010

Fuente:  http://www.cincodias.com  Fecha: 9.07.2010

La virtualización y las aplicaciones de red quieren sacar partido de la inversión empresarial en TIC

El software de infraestructuras quiere recuperar durante 2010 los altos ritmos de crecimiento tras un complicado 2009. Así, los grupos tecnológicos independientes que se mueven en actividades como las aplicaciones de red, la virtualización y el código abierto pueden volver a ser "áreas de negocio calientes", según un informe realizado por la casa de Bolsa Stifel Nicolaus.

Las empresas de esta industria mantienen actualmente el apoyo de los mercados financieros. Así, por ejemplo, en el último año VMware acumula una revalorización del 166%, por un 61% de Red Hat, un 44% de Citrix, un 31% de Quest Software y un 29% de Compuware. La tendencia podría mantenerse si se cumplen las estimaciones de los analistas. Por ejemplo, Lazard Capital mantiene la recomendación de comprar Citrix y Blue Coat; William Blair apuesta por sobreponderar en VMware; JP Morgan y Thomas Weisel recomiendan sobreponderar Quest Software, mientras Mizuho Securities apuesta por comprar acciones de Compuware. En cualquier caso, la mayoría mantiene visiones positivas.

Ahora bien, ¿cuál es el motivo de estas estimaciones? Los expertos de Stifel Nicolaus señalan que el área de las aplicaciones de red van a beneficiarse de la consolidación en el segmento de las tecnologías de la información y del crecimiento del uso del software en red.

Santiago Campuzano, director general de Citrix en España, indica que las denominadas application networking contribuyen a mejorar la calidad de los servicios de acceso a internet. "Son soluciones que facilitan que los servicios estén siempre disponibles", indica el ejecutivo, quien comenta que se usan mucho en servicios como la venta por internet.

Su uso va a en aumento gracias a fenómenos como el cloud computing. Enrique Placed, director general de Compuware España, destaca en este ámbito el uso de aplicaciones bajo un modelo de software como servicio (SaaS) como uno de los elementos de crecimiento. "Los clientes están haciendo inversiones para consolidar el cambio en las arquitecturas. Antes las aplicaciones eran gestionadas por la propia organización, pero ahora es el proveedor quien se encarga de esa actividad", indica.

A su vez, Francisco Albarés, director general de Quest Sofware en España e Italia, señala que "la gestión de infraestructuras no está desligada de la crisis que vive actualmente la TI". Sin embargo, asegura, existen un buen número de oportunidades generadas por la propia crisis. Para el directivo, las adquisiciones y reorganizaciones de compañías y entidades públicas crean grandes proyectos de migración, y añade que la necesidad de recortar gastos hace que se busquen soluciones de gestión más eficientes que también reduzcan la complejidad y el riesgo. "La fuerte presión que sufren los departamentos de TI les obligan a buscar soluciones en el ámbito de la virtualización o el cloud computing", indica.

En este sentido, la virtualización, según coinciden todos los expertos consultados, va a ser uno de los negocios clave en el conjunto de la industria del software. Campuzano explica que la virtualización de servidores ha tenido ya una trayectoria de crecimiento en los últimos cinco años, y apunta que el área de mayor crecimiento ahora va a ser la llamada virtualización del puesto de trabajo. "Proporciona un gran ahorro de costes y en la gestión de las aplicaciones", señala el directivo, añadiendo que otorga mayor flexibilidad e independencia al usuario al poder conectarse desde cualquier sitio. "Facilita mucho el trabajo al empleado porque le da herramientas para acceder al corazón de la empresa", afirma.

Otro negocio que aspira a crecer es la automatización. Paul Cant, director general de BMC Software en España y Portugal, comenta que esta actividad "se ha convertido en el motor clave de la gestión de infraestructuras de TI. Este tipo de tecnología permite a las compañías automatizar muchos de los procesos repetitivos y, así, aprovechar el talento de los trabajadores para tareas que requieren más creatividad y permiten optimizar y mejorar la producción".

En cualquier caso, el crecimiento va a estar en manos de los proyectos que las organizaciones quieran iniciar. Un informe reciente realizado por Capgemini y Sogeti señala que, a pesar de los recortes presupuestarios que ha provocado la situación de crisis económica, el 71% de las empresas continúa aún invirtiendo en el desarrollo de nuevas aplicaciones destinadas a incidir en la ventaja competitiva del negocio, aunque no para procesos internos de la organización.

El papel de las grandes compañías
El software de infraestructuras empieza a ser un mundo en el que los gigantes tecnológicos aspiran a dominar el negocio, según explica el analista independiente Jaime García Cantero. Así, por ejemplo, grandes compañías como Oracle o Microsoft han tomado posiciones en segmentos específicos como el middleware y la virtualización, respectivamente, a lo largo de los últimos años. García Cantero cree que estos grupos tienen todavía un amplio recorrido dado el uso cada vez mayor de las herramientas de modernización de infraestructuras que permitan optimizar el software. "Las organizaciones quieren optimizar toda la tecnología que tienen para reducir los enormes costes que les genera", añade este experto, quien indica que con estas tecnologías se contribuye a ordenar las aplicaciones con las que ya se cuenta para reducir la complejidad.

García Cantero enumera algunas de las actividades que están emprendiendo las grandes compañías. Por ejemplo, IBM siempre ha apostado por el middleware, mientras que la ofensiva de HP en el software, donde ha hecho adquisiciones millonarias como las de Mercury y Opsware, ha centrado su presencia en las aplicaciones de infraestructuras. El experto pone también el ejemplo de SAP, que con la compra de la estadounidense Sybase ha ganado posiciones en actividades como las bases de datos, y EMC ha convertido VMware en uno de sus pilares de crecimiento. "Se han dado cuenta de que tienen que estar en estos negocios", afirma el analista.

En esta línea, a lo largo de los últimos meses han surgido en diferentes ocasiones distintos rumores sobre el interés de las grandes corporaciones por hacerse con los grupos independientes que mantienen posiciones en el software de infraestructuras. Por ejemplo, una de las empresas que más ha sonado para entrar en este proceso de consolidación es Citrix, que a finales de 2009 estuvo, junto a Red Hat, en los primeros puestos de la lista de Goldman Sachs de compañías que podrían ser adquiridas. Y entre los posibles interesados han sonado los nombres de IBM, Cisco, Dell y HP.

También la citada Cisco sonó como posible interesada en adquirir VMware, de la que tiene una participación del 1,7%. No obstante, VMware tiene como accionista de referencia a EMC, que posee un 84% de su capital. De igual forma, las firmas independientes han participado en el proceso de concentración. Por ejemplo, VMware compró Zimbra a principios de 2010, empresa especializada en código abierto y software de colaboración.


Las cifras
71% de las empresas sigue invirtiendo en el desarrollo de aplicaciones destinadas a mejorar su competitividad, según un informe de Sogeti y Capgemini.

75% de las compañías declara haber comenzado a desarrollar aplicaciones en entornos 'cloud'.