España terminará el año 2008 con más de tres millones de desempleados por la crisis
Este año cerrará con menos de veinte millones de ocupados, más de tres millones de parados y una tasa de desempleo superior al 13%, según el 'Avance del Mercado Laboral' de diciembre.

www.rrhhmagazine.com  10.12.2008

Así, en noviembre del año pasado se creaban interanualmente 480.000 empleos en términos de afiliación, mientras que en noviembre de este año se han destruido 671.000 puestos de trabajo. Por su parte, el número de afiliados a la Seguridad Social el pasado mes se situó en 18,6 millones, el nivel más bajo desde mayo de 2006.
En diciembre, el Indicador elaborador por Analistas Financieros Internacional y una empresa de trabajo temporal, muestra que el paro seguirá aumentando, aunque en términos absolutos será inferior que en meses precedentes debido a las contrataciones de Navidad. Con todo, ya hay 900.000 parados más que hace un año y el aumento del desempleo seguirá afectando más a los que tienen ahora un empleo que a los nuevos que se incorporan al mercado laboral. Para enero y febrero de 2009, el estudio pronostica que se destruirá empleo a tasas del 4,1 y del 4,7%, respectivamente.
Según el estudio, el conjunto de medidas adoptadas por el Gobierno para reactivar la economía no producirá efectos discernibles hasta bien entrado el primer trimestre del año 2009, por lo que demanda medidas adicionales de reforma que permitan reactivar la creación de nuevos puestos de trabajo y estimulen la empleabilidad de los desempleados.
Los datos del Indicador muestran que los servicios están desbancando a la construcción en la destrucción de empleo neto, como consecuencia de la desconfianza de los hogares y empresas, así como de las malas condiciones crediticias que están haciendo mella, especialmente en las ramas de actividad comercial, hostelería, actividades inmobiliarias y servicios empresariales. De los 197.087 afiliados menos en noviembre respecto a octubre, los servicios son responsables de 94.500 afiliados, es decir, del 48%.

Caen por primera vez todos los asalariados indefinidos

Igualmente, los datos del indicador ponen de manifiesto que los asalariados indefinidos caen por primera vez en 14 años, exceptuando el segundo trimestre de 2006. Así, en tasa intertrimestral cayeron en 100.000 empleados durante el tercer trimestre del año.
Por comunidades autónomas, la destrucción de empleo indefinido se concentra en la Comunidad Valenciana (-44,4%) y en Cataluña (-42,3%), siendo esta última la que más empleo indefinido aporta a la media nacional (19,3%). Por el contrario, las regiones de la Cornisa Cantábrica, Aragón y Castilla-La Mancha han tenido una aportación positiva.
Por su parte, también destaca que la tasa de temporalidad desciende por la "peor de las causas", es decir, por la pérdida de puestos de trabajo temporales. Esto, sumado al descenso de la contratación indefinida, indica que las perspectivas económicas bajistas se han instalado ya, de forma estructural, en el horizonte de los empresarios. "No convendría pensar que los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE's) son acciones empresariales oportunistas", subraya.

El 5% de los hogares, con todos los miembros en paro

Finalmente, el indicador muestra que los hogares con todos sus miembros parados ya suponen el 5% del total (637.711 familias), frente al 3,1% de hace un año. Aquellos con más de la mitad de sus miembros en paro representan el 13,6% (hace un año suponían el 9,7%), es decir, 1.721.311 hogares. Ambos son los niveles más elevados desde que existe la serie, en el primer trimestre de 2005.
Cantabria y País Vasco son la únicas comunidades en las que no aumenta el número de hogares con todos o la mitad de los miembros en paro. Donde más aumenta es en Andalucía y Canarias, siendo estas regiones, además, donde los hogares en dicha situación superan el 20% (en el 9,3% y 8,9% de los casos, respectivamente, todos están parados).
También destacan Extremadura, Murcia y Comunidad Valenciana, donde en el 6,9%, 6,7% y 4,7% de sus hogares, respectivamente, todos sus miembros están en paro.