inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
23/03/2017
Para el 2025 los Millennials representarán ya el 75% de la fuerza laboral. Al menos así lo predicen algunos estudios basados en las cifras actuales de esta generación que suponen el 50% del mercado laboral. Una noticia que puede despertar sentimientos encontrados ya que, por un lado, se trata de un grupo de jóvenes conocidos por ser los más creativos e interesados por el avance, pero, por otro, también son los que tienen un nivel de abandono laboral más corto.

Según los resultados de una encuesta llevada a cabo por la Asociación de Consultores Ejecutivos y de Liderazgo y la que tuvo acceso Adecco, el 91% de los Millenials espera permanecer en su puesto de trabajo un máximo de tres años. En este contexto, las empresas se enfrentan a un reto más difícil que el de atraer el talento: retenerlo. Los departamentos de Recursos Humanos están tratando de encontrar una solución a esta fórmula y parece que ya comienzan a observarse cambios dado que se ha observado que esta generación valora las fuertes conexiones humanas mucho más de lo que se había pensado hasta ahora.

Con esto en mente, un artículo publicado en INC ha revelas las cinco cosas que pueden hacer las empresas para crear un ambiente de trabajo que permita retener no sólo a los Millennials sino a la Generación Y:

  1. Crear metas y desafíos. Los jóvenes han crecido con la tecnología y, en general, se inspiran a través de todo aquello que suponga un crecimiento profesional y personal. Establecer metas y desafíos supone una buena fórmula para incentivar su motivación, ganas de superarse y posibilidad de aprender a través de la práctica. Por tanto, es importante evaluar qué aspectos les gustaría desarrollar para adaptar el puesto que ocupan y las tareas que les van a ser encomendadas a sus inquietudes profesionales.
  2. Ampliar las posibilidades. Una de las razones de abandono es el poco conocimiento sobre las fórmulas de ascenso que tienen los jóvenes dentro de una empresa. Los plazos deben acortarse y darse a conocer desde el inicio. Deben saber qué caminos pueden seguir tanto si quieren seguir en su especialidad o formarse en una nueva.
  3. Proporcionar la formación adecuada. Siguiendo esta línea, es vital proporcionarles vías formativas que se inscriban en la práctica y no exclusivamente en la teoría, al tiempo de que es posible desarrollarla de forma online. Los empleados se quedarán con aquella empresa que les procure éxito y la forma de lograrlo es configurar su experiencia a través de la formación adecuada.
  4. Dar a conocer las causas sociales. Los Millennials son conocidos por su incapacidad para comprender un mundo sin tecnología y por su constante necesidad de estar conectado. Sin embargo, hay un detalle poco conocido acerca de este complejo demográfico y es que también son socialmente responsables y valoran a las empresas que tienen fuertes creencias que ayudan a mejorar el mundo. Un estudio de la escuela de negocios de Stanford mostró que el 90% de los estudiantes de EE.UU. y Europa aspiraba a trabajar para empresas socialmente comprometidas y responsables. En este sentido, no basta con escoger al azar una causa y donar anualmente una cantidad de dinero. Debe haber implicación de todas las partes, incluidos los empleados.
  5. Mostrar agradecimiento. Puede sonar simple, pero a todo el mundo le gusta sentirse apreciado en el lugar de trabajo. Dar crédito de forma regular y generar retroalimentación constructiva revierte en compromiso y si a estos dos elementos le sumamos la posibilidad de tener flexibilidad laboral (respecto a horarios, lugares de trabajo, distribución de tareas etc.), los Millennials no querrán abandonar ese ambiente de trabajo.

Fuente: http://www.equiposytalento.com




2017
Todos los derechos reservados

© Gestor de contenidos HagaClic