La actividad de coaching creció en España un 30% en 2010
11/07/2011
La Escuela Europea de Coaching confirma que el sector vive un momento de apogeo

Fuente:  www.equiposytalento.com   Fecha: 11.07.2011

al coaching es abrir una puerta hacia el éxito profesional. La disciplina, que llegó a España hace una década, se encuentra firmemente asentada dentro del mundo empresarial. Sólo en 2010, el coaching ha experimentado un crecimiento del 30% en nuestro país.

En palabras de Eva López-Acevedo, cofundadora de la Escuela Europea de Coaching (EEC), este aumento demuestra que las empresas “están apostando fuerte y dedicando sus recursos a entrenar a sus plantillas con estas técnicas porque lo consideran rentable incluso en los tiempos que corren”.

Organizaciones como la propia EEC, centro pionero en coaching de alta calidad en España, viven al margen de la crisis. A lo largo de este curso escolar la EEC ha incrementado su oferta formativa así como su presencia geográfica: a partir de septiembre, además de formar a coaches en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y Sevilla, lo hará en Pamplona, Tenerife y Gran Canaria.

En este contexto, cada vez son más los profesionales que desean formarse como coaches. Sin embargo, no todas las titulaciones son iguales. Para ejercer como coach profesional es importante estar acreditado por la International Coach Federation (ICF), el organismo que regula el sector en todo el mundo. “El sello, entre otras cosas, garantiza a las empresas la calidad del servicio de coaching que contratan”, aseguran desde la EEC.

Así, antes de dar el paso y formarse como coach es crucial buscar un centro homologado que ofrezca títulos con el sello ACTP (Accredited Coach Training Program). Es el caso del Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo de la EEC, que más tiempo lleva formando a coaches profesionales en España y por el que han pasado mil alumnos.

El último paso antes de ponerse a trabajar como coach es obtener el título de ACC (Acredited Certified Coach), la cualificación precisa para ejercer como coach profesional. Es el primero de una serie de títulos que puede acumular el coach profesional y que va en función del número de horas de experiencia. Dada la bonanza del sector, todo indica que serán muchas.