La Administración electrónica permitió en 2010 la reducción de 200.000 documentos
17/02/2011
En concreto, durante el pasado ejercicio se suprimió la obligación de presentación de fotocopias y certificaciones de documentos como el DNI, el certificado de empadronamiento, la certificación de estar al corriente de pagos de seguridad social y el de vida laboral

Fuente:  www.lavozdeasturias.es   Fecha:  17.02.2011

 Las nuevas técnicas electrónicas aplicadas por el Gobierno del Principado de Asturias permitieron en 2010 que se dejaran de solicitar más de 200.000 documentos en los trámites con la administración regional.
 

En concreto, durante el pasado ejercicio se suprimió la obligación de presentación de fotocopias y certificaciones de documentos como el DNI, el certificado de empadronamiento, la certificación de estar al corriente de pagos de seguridad social y el de vida laboral.
 

El Principado desarrolla desde el año 2009 iniciativas dirigidas a mejorar la atención ciudadana y las condiciones de prestación de los servicios públicos.
 

Entre estas acciones se encuentran las dirigidas a la simplificación de los procedimientos administrativos ayudándose del uso de las nuevas tecnologías.
 

Estas mejoras son posibles mediante la introducción de elementos de interoperabilidad entre las distintas administraciones, es decir de comunicación bidireccional que permite el uso compartido de la información de ambas, siempre contando con la autorización previa de cada solicitante.
 

En este sentido, la portavoz del Gobierno de Asturias, Ana Rosa Migoya, ha afirmado hoy que la administración asturiana ha pasado en una década de un modelo "absolutamente caduco y obsoleto" a otro moderno que está en la vanguardia.
 

En estos términos se ha referido Migoya en la inauguración de la jornada "Introducción y aplicación de los esquemas nacionales de interoperabilidad y seguridad en las Administraciones Públicas", organizada por el Gobierno regional, el Consorcio Asturiano de Servicios Tecnológicos (CAST) y el Club de la Innovación.
 

La consejera ha comentado que la puesta en marcha de la ley del año 2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos abrió un "nuevo campo" en la relación de las administraciones públicas y la sociedad.
 

En opinión de Migoya, esto ha supuesto un reto para las administraciones, no exento de complejidad, en el que es necesario poner voluntad, recursos humanos y económicos, en un momento como el actual en el que éstos son escasos, y por tanto, hay que "establecer prioridades".
 

Para Migoya, los decretos que regulan los esquemas nacionales de seguridad y de interoperabilidad en el ámbito de la administración son normas necesarias, útiles y de obligado cumplimiento, que conllevan un "serio esfuerzo" de adaptación.
 

En este sentido, ha manifestado que Asturias parte en una "situación de ventaja" respecto a otras comunidades autónomas porque lidera la administración electrónica, gracias a que durante años se han invertido "muchos esfuerzos y recursos".
 

La consejera de Administraciones Públicas ha reconocido la dificultad de adoptar este tipo de medidas en los ayuntamientos asturianos, ya que son "muy dispares", y de establecer "procesos homogéneos que caminen en paralelo".
 

Por ello, ha dicho, el Principado ha apostado por la creación del CAST, creado en 2007 para sumar esfuerzos y recursos para trabajar conjuntamente entre la Administración autonómica y los ayuntamientos asturianos.