"Architechs" o cómo utilizar la tecnología para cambiar el mundo
26/11/2012
En el marco del II Congreso Emtech Spain, que este jueves 22 de noviembre celebra la primera de sus dos jornadas en Málaga, se ha analizado la labor de las redes sociales, como motor de la acción social colaborativa, y el papel de las nuevas plataformas surgidas en Internet.

Fuente:  www.comunicacioneshoy.es

La experta en estrategia de innovación digital y autora del libro ArchiTechs: How to work, govern & learn in a hyper-connected world, Rahaf Harfoush, una de las estrategas de la campaña online de Barack Obama para las elecciones de 2008, ha hablado sobre la importancia que los individuos cobran en Internet a la hora de utilizar la Red como fuerza global. “El individuo se convierte en una fuerza de destrucción y esto cambia el mundo”, ha explicado.

“Que los tiempos han cambiado vertiginosamente es un hecho. Así lo demuestra Obama, que fue uno de los primeros políticos que utilizó una aplicación de Iphone y microfinanciación para llegar a presidir los Estados Unidos”, ha dicho. Y para ilustrar el poder de internet partiendo del ciudadano, ha puesto como ejemplo el caso de la revista Time, que 2010 eligió al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, como personaje del año, y en 2011 eligió al manifestante o indignado. “No una persona, sino un tipo de persona que existe tanto en España como en Wall Street”.

Redes sociales como elemento de movilización

Según Harfoush, “ahora Internet se utiliza para movilizar a la gente. Los individuos utilizan la tecnología para unirse y hacer fuerza”, ha explicado, citando casos como el de ‘Ushahidi’, una plataforma que permite a cualquier persona grabar en zonas de conflicto para informar sobre lo que está sucediendo, como es el caso de Siria, donde el gobierno ha impedido la entrada de periodistas internacionales. “En esta plataforma se publican informes individuales que llegan al mundo global”, ha dicho. “Otro ejemplo es Mohammad Nabbous: un egipcio de Bengasi que con sólo cuatro cámaras creó su propio canal de vídeo en Youtube y –aunque finalmente fue asesinado- en un momento determinado llegó a ser el único que informaba de lo que allí ocurría”, ha seguido.

“Vivimos una revolución tecnológica sin precedentes y estos cambios generan fuerzas rompedoras. Yo llamo a esta gente los ArchiTechs: How to work, govern & learn in a hyper-connected world, ya que utilizan la tecnología para reconstruir el mundo que les rodea y que hacen uso de la microinfluencia para lograr sus objetivos, sean estos buenos o malos”.

Gracias a Internet y a la existencia de las redes sociales, “los ciudadanos comprometidos podrán cambiar el mundo”, ha finalizado.

Tras su discurso, el profesor del departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid, Esteban Moro, premio ‘Shared University Award’ de IBM por la modelización de la difusión de información en redes sociales y su aplicación al marketing viral, ha explicado que la importancia para el éxito de una propagación se encuentra en la forma de la red social en cuestión. “Hay valor en la forma en la que estamos conectados”, ha dicho.

“El hombre es un animal social y vive en redes sociales complejas en estructura y dinámicas: redes gigantescas difíciles de medir y monitorizar”.
Moro ha explicado que “en un momento de crisis, los ‘conectores’ tienen un papel fundamental. Tienen un papel más fuerte en la Red porque tienen un acceso más fácil a la información y detectan antes la información de tipo viral: aquellos que tienen una mayor centralidad”.

Propagación y contagio social
El experto ha puesto como ejemplo “la ‘paradoja de la amistad’, que apunta que es muy probable que yo sea amigo de alguien que tiene más amigos que yo y enterarnos así hasta siete días antes de lo que ocurre en la Red”. Moro ha argumentado que la geolocalización es fundamental para una comunicación viral. “Se pueden utilizar las redes sociales a lo largo del mundo para cumplir objetivos”. Según el matemático, la propagación en las redes sociales es efectiva, pero también hay riesgo.

“El contagio social puede crear cambios en la Red”, ha seguido Esteban Moro. “El 60% de personas consulta a amigos antes de comprar un aparato electrónico y el 92% confía en una recomendación personal, mientras que sólo un 30% se fía de un anuncio publicitario. Y todo esto puede extrapolarse a la política y ser motor del cambio”.

“En el ámbito de las campañas virales de marketing importa la influencia global”, explica, por lo que “hay que entender la forma de la Red y cómo nos comunicamos en ella para optimizar el proceso”.