CAMBIO RADICAL EN LA FORMA DE ACTUAR, LA CONSIGNA DEL SECTOR TIC ESPAÑOL PARA 2010
10/03/2010
Frente a la caída del nueve al diez por ciento que se espera en el sector TIC español en 2009, la industria toma nota de lo sucedido y encara 2010 con la necesidad de cambiar el mensaje y la forma de actuar. Concentrarse en otros sectores como motores de crecimiento, o abrirse a más operaciones internacionales son algunas de las propuestas que se han propuesto durante la tradicional comida de Líderes de Computing.

Fuente:  http://www.computing.es    Fecha: 10.03.2010

A pesar de que todos los pronósticos auguran que en 2009 el sector TIC español sufrirá una caída entre el nueve y diez por ciento, lo cierto es que sus principales actores lo valoran de año positivo. En líneas generales, no ha sido relevante en cuanto a facturaciones, -la mayoría de las multinacionales han experimentado decrecimientos o en su defecto, una disminución significativa del ratio de crecimiento-, pero sí ha sido importante en cuanto a rentabilidades en tanto en cuanto ha sido el año de los reajustes, fusiones y aperturas internacionales. “Un año para aprender y olvidar”, comentaba Álvaro Ramírez, consejero delegado de Sage durante la tradicional comida de Líderes, que todos los años organiza COMPUTING, con los máximos responsables de 14 de las compañías tecnológicas más fuertes de nuestro país.

Efectivamente, aprender de los errores del pasado y cambiar el mensaje y la forma de actuar que hasta ahora se venía practicando es la consigna para 2010. Un año que también se presenta complicado, principalmente por el peso que la Administración Pública tiene en el sector y la falta de financiación entre las pymes españolas. “Es cierto que para el sector TIC español el negocio está en la Administración y en la gran cuenta, por tanto vemos que 2010 va a ser más complicado que 2009 por los recortes presupuestarios. El Sector Público está incluso peor con partidas más bajas que el año pasado. Hay que mantener la calma pero sin perder la noción de que el mercado está peor”, confirmaba Miguel Salgado, director general de EMC.

A estas deficiencias se une además la falta de consolidación en el segmento bancario, otro de los pesos pesados en cuanto a inversión en TI, tal y como añadía Juan María Porcar, director general de Fujitsu: “las fusiones de las cajas se están retrasando y eso está afectando a nuestro negocio, que se une a que la Administración se encuentra a la espera de saber cuánto dinero van a tener. Es un año duro y difícil de contar a nuestros accionistas, que viven en economías más activas que la española. Así que o cambia algo o esto tiene mala pinta”.