La CE aprueba normas para facilitar la implantación de la tecnología móvil 4G
19/04/2011
La Comisión Europea (CE) ha aprobado unas normas sobre la apertura de las bandas de radiofrecuencia de 900 y 1800 megahercios (MHz) a los dispositivos móviles de cuarta generación (4G), que tienen por objetivo evitar problemas de interferencia con los dispositivos 3G y GSM.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  19.04.2011

La Comisión indicó en un comunicado que los estados miembros tendrán hasta finales de este año para implementar las normas adoptadas hoy.

La vicepresidenta de la CE y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, destacó que la decisión pretende estimular los servicios de banda ancha de alta velocidad e impulsar más la competencia en el sector.

En concreto, la Comisión ha fijado parámetros técnicos para que convivan en las bandas de frecuencia de 900 y 1800 MHz los dispositivos que utilicen sistemas GSM (móviles de segunda generación); de tercera generación, que añaden el internet móvil a los servicios normales de llamadas (a través del Sistema Móvil de Telecomunicaciones UMTS), y, ahora, a los de cuarta generación.

La tecnología 4G ofrece una conexión a internet de alta velocidad, empleando redes de cuarta generación (LTE o WiMAX), de forma que se pueden transmitir y procesar mayores cantidades de información, precisó la CE.

Recordó que tal coexistencia de tecnologías de diferentes generaciones está prevista en la directiva comunitaria llamada 'GSM', revisada recientemente, sobre el uso del espectro radioeléctrico para servicios móviles.

La Comisión ha decidido estar nuevas normas tras consultar a expertos en materia de radiofrecuencia de los Veintisiete.

Antes del próximo 31 de diciembre, todos los países de la UE tendrán que haberse asegurado de que las bandas GSM están disponibles para los sistemas LTE y WiMAX.

La CE subrayó que, en 2009, estudios técnicos demostraron que los sistemas LTE y WiMAX podían convivir de forma eficaz con otros sistemas que ya estaban usando el mismo ancho de banda.

Esos informes también aclararon las condiciones técnicas bajo las cuales los sistemas que utilizan las bandas de 900 y 1800 MHz podrán evitar interferencias con los sistemas en bandas de frecuencia vecinas, como el sistema GSM para servicios ferroviarios y aeronáuticos.

Los estados miembros están obligados a proteger apropiadamente los sistemas en bandas de frecuencia adyacente, apuntó la Comisión.