Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas marcan la diferencia
23/01/2013
Los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (conocidos en inglés por la sigla STEM) están revolucionando el mundo. Desde paneles fotovoltaicos y teléfonos móviles, hasta tratamientos contra el cáncer y brazos robóticos, las innovaciones que se han descubierto en STEM abordan problemas que afectan al mundo y ofrecen soluciones también globales.

Fuente:  www.miamidiario.com

Según reseña IIP Digital, el campo STEM no es sólo para adultos.

A continuación, les presentamos a varios jóvenes que están utilizando estas disciplinas para divertirse y marcar la diferencia.

El equipo de Detroit
Un equipo de estudiantes se planteó un futuro mejor para Detroit a través de la ingeniería. Jayla Mae Dogan, Ashley Cassie Tomas y Lucas Cain Beal, todos de 13 años, diseñaron un modelo de ciudad con mayor eficiencia energética para la décimo novena edición del concurso Ciudad Futura, cuyo lema fue "Abastece de combustible a tu ciudad: Imagina nuevas maneras de satisfacer nuestras necesidades energéticas y tener un planeta más saludable".

A pesar de una serie de reveses, entre ellos un incendio que destruyó no sólo su proyecto original, sino además toda la escuela, los estudiantes estaban ansiosos por reconstruir su modelo y participar en el concurso.

Su perseverancia dio fruto. El equipo ganó el Premio de Excelencia en Ingeniería en el concurso regional de Michigan 2012 y se ganaron una invitación a la Feria de Ciencias de la Casa Blanca de 2012.

DR. MED
Jocelyn Hernández, Ricardo Rodríguez, Nathaly Salazar y Carlos Zapata, todos ellos estudiantes de 13 años de San Antonio (Texas) formaron el equipo DR. MED para investigar los efectos de la eliminación incorrecta de productos farmacéuticos en un acuífero que suministra agua subterránea a su ciudad.

El equipo realizó pruebas de varios medicamentos comunes y analizó los resultados. Encontraron evidencia de que la eliminación imprudente de los medicamentos podría tener consecuencias negativas para la ecología acuífera, como por ejemplo malformaciones congénitas en la flora y la fauna o resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Su proyecto se clasificó en primer lugar para el octavo grado en el Concurso eCYBERMISSION de 2010-2011.

Ricardo dijo que aceptó el reto porque "tiene que ver con la ingeniería y los valores de STEM, y pensé que sería una excelente manera de aventajar a los demás y distinguirme".

Brittany Wenger
A los 17 años, Brittany Wenger se autodenominó "aquella niña que nunca superó la fase del 'por qué' de los niños pequeños".

"No fue sino hasta que descubrí la ciencia", dice la adolescente de Sarasota (Florida), "que encontré mis respuestas -y más preguntas, ya que con la ciencia, cuanto más sabes, más preguntas te haces".

La lucha de una prima contra el cáncer de mama motivó a Wenger a crear una red neural artificial para diagnosticar la enfermedad. Enseñó a una computadora la manera de determinar si una masa en la mama es maligna o benigna analizando células recogidas mediante aspiración con una aguja fina guiada, la forma de biopsia menos invasora. Ahora su programa es un 99,1 por ciento sensible a los tumores malignos, y cuando tenga mayor información probará estar listo para utilizarse en los hospitales, según dijo. La investigación de Wenger le hizo ganar premios en la Feria de Ciencias Google y en la Feria Internacional de Ciencias Intel.

Wenger dijo que la ciencia "me da la oportunidad de ser parte de algo que puede mejorar la condición humana".

Clara Louisa Fannjiang
Como estudiante de secundaria, Clara Louisa Fannjiang de Davis (California) desarrolló una modalidad que podría ayudar a los astrónomos que utilizan radiotelescopios ampliamente separados entre sí en la Tierra para observar el espacio.

La producción de imágenes requiere una enorme cantidad de datos de los radiotelescopios, que están conectados entre sí mediante líneas de transmisión. Fannjiang encontró la manera de determinar el mejor despliegue de los telescopios a fin de poder utilizar estadísticas para reconstruir imágenes de calidad superior contando con menos datos.

A la edad de 17 años Fannjiang fue finalista premiada en la Búsqueda de talentos científicos 2012 de Intel. Poco después, inició sus estudios en la Universidad de Stanford.

Naomi Shah
A la edad de 17 años Naomi Shah fue la ganadora de la primera Feria de Ciencias de Google. Shah, una estudiante de último año de escuela secundaria de Portland (Oregón), inventó un biofiltro que se puede integrar al sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionad, y que permite así acceder a aire limpio, eficiente, sostenible y de bajo costo.

El aire limpio es especialmente importante para los 300 millones de personas en el mundo que sufren de asma.

La pasión de Shah por la ciencia, la tecnología y la investigación se desarrolló a una edad temprana cuando visitó un museo local de ciencia y participó en un concurso de robótica. Su sueño es convertirse en empresaria e inventora y enfocarse en los problemas de la salud pública y el medio ambiente.

Aidan Dwyer
Aidan Dwyer, de Long Island (Nueva York), sólo tenía 13 años cuando las enmarañadas ramas de los árboles llamaron su atención. Si las hojas son los paneles solares de los árboles -captan luz solar para la fotosíntesis que el árbol necesita para sobrevivir- ¿por qué no imitarlos para acumular energía solar para uso humano?

Construyó un prototipo de "árbol solar" y lo comparó con los colectores solares planos y descubrió que su diseño de árbol producía 50 por ciento más electricidad.

"Encontré características que demostraban que el diseño de los árboles evitaba el problema de que otros objetos le hicieran sombra", escribió en el periódico que le ayudó a ganar un premio en el concurso nacional de 2011 de Jóvenes Naturalistas patrocinado por el Museo Estadounidense de Historia Natural.

Dwyer ha seguido ajustando su diseño para medir con mayor precisión la corriente eléctrica y la energía. Ha presentado una solicitud de patente provisional con el fin de proteger su investigación, que ha atraído la atención internacional, y sobre la cual comenta que "podría realmente cambiar el mundo".