La Comisión se congratula de la aprobación de la nueva normativa sobre los sistemas de transporte inteligentes
07/07/2010
La Comisión Europea se ha congratulado de la votación por el Parlamento Europeo en favor de una nueva normativa sobre los sistemas de transporte inteligentes (STI). Los STI pueden contribuir considerablemente a un sistema de transporte más limpio, seguro y eficaz. La Directiva recién adoptada debería agilizar el despliegue de tecnologías de transporte innovadoras en toda Europa.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  07.07.2010

Para Siim Kallas, Vicepresidente responsable de los Transportes, "esta Directiva es un instrumento importante para la aplicación coordinada de los STI en Europa. Daremos un gran paso hacia el despliegue y el uso de servicios de STI interoperativos y fluidos, confiando al mismo tiempo a los Estados miembros la decisión sobre los sistemas en que invertir. La aprobación de hoy estimulará una movilidad más eficiente, segura, sostenible, integrada y competitiva en Europa".

Los sistemas de transporte inteligentes aplican tecnologías de la información y las comunicaciones a diversos medios de transporte al efecto de hacerlos más eficientes y reducir al mínimo sus efectos negativos en la salud, la naturaleza, la economía y la calidad de vida. Los costes de la congestión del tráfico, que se calculan en un 1 % del producto interior bruto europeo, pueden disminuir en un 10 % gracias al despliegue de STI. Se prevé que una tecnología inteligente en los coches y los camiones contribuya a prevenir más de 5.000 muertes en accidentes de carretera cada año.

La Directiva poyará el plan de acción de los STI y persigue establecer una normativa que agilice y coordine el despliegue y uso de STI en el transporte por carretera, incluidas las interfaces con otros medios de transporte. Las primeras prioridades serán la información de tráfico y sobre viajes, el sistema de emergencia eCall y el estacionamiento inteligente de camiones.

Así, de conformidad con esta Directiva, la Comisión tiene que adoptar durante los siete próximos años especificaciones (es decir, disposiciones funcionales, técnicas, organizativas o de servicios) para abordar la compatibilidad, interoperabilidad y continuidad de las soluciones de STI en toda Europa. La Comisión también creará un Grupo Consultivo Europeo de STI que reunirá a los representantes de los interesados en los STI pertinentes y asesorará a la Comisión sobre los aspectos técnicos y empresariales de la aplicación y el despliegue de los STI en la Unión.