El Congreso aprueba la reforma laboral entre críticas unánimes de la oposición.
09/09/2010
El texto aprobado elimina muchas de las enmiendas introducidas en el Senado Concreta las causas económicas objetivas para despedir a un trabajador.

Fuente: http://www.elmundo.es  Fecha: 9.09.2010

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado hoy definitivamente la reforma del mercado laboral entre las críticas unánimes de todos los partidos de la oposición. El debate ha estado marcado por la convocatoria de huelga general para el día 29 de septiembre, que todos los portavoces recordaron en sus intervenciones.

El PSOE ha tenido que jugar en cada votación con los apoyos de distintos grupos de la oposición para sacar adelante sus propuestas y eliminar muchas de las enmiendas que había introducido el Senado en este proyecto de ley.

El texto aprobado incluye el acuerdo pactado el PSOE y el PNV, en el que se concretan más que en el proyecto de ley original las causas económicas objetivas por las que un empresario puede despedir al trabajador con una indemnización de 20 días por año en vez de los 45 días que recibiría en la actualidad. Esos despidos podrán llevarse a cabo cuando la empresa justifique pérdidas "actuales o previstas" o en el caso de que exista una "disminución persistente de su nivel de ingresos".

En este apartado, uno de los más polémicos de la reforma, Convergència i Unió logró que el Senado aprobara una enmienda consistente en introducir un punto y coma que, según el PSOE, ampliaba la posibilidad de efectuar esos despidos. Ha sido rechazada y ese artículo queda como en los términos citados.

Tampoco ha sido aprobada otra enmienda del PNV del Senado, que obligaba a las empresas a hacer fijos a los trabajadores que encadenen varios contratos temporales durante tres años pero siempre que hayan desempeñado la misma actividad en la empresa. Según la nueva ley, serán fijos tras permanecer ese periodo en la misma empresa con independencia de las tareas que realicen.

'No es la que necesita España'
Los 10 portavoces de las distintas formaciones políticas de la oposición que han intervenido en el debate han coincidido, unánimemente, en que esta reforma del mercado laboral "no es la que necesita España", no va a servir para crear empleo y, por tanto, tampoco ayudará a salir de la crisis económica.

El portavoz del PP, José Ignacio Echániz, resaltó que una ley "tan importante como ésta comenzó y termina su tramitación en la más absoluta soledad". "El Gobierno no cuenta con los empresarios ni con los sindicatos ni con los expertos sociales ni con los grupos políticos".

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, afirmó que el PSOE ha intentado llegar a acuerdos con todos los grupos parlamentarios en esta materia, algo que los demás niegan. Dijo que esta ley va a ser duradera y la definió como "equilibrada" en lo referido a los intereses de los empresarios y los trabajadores.