¿Qué consecuencias tiene para las nuevas tecnologías la victoria del PP?
21/11/2011
Supresión del canon digital, desaparición del ministerio de Industria o cambios normativos en telecomunicaciones podrían ser algunas de las medidas que Rajoy tome en el poder en relación a la industria TIC.

Fuente:  www.siliconnews.es  Fecha:  21.11.2011

Mariano Rajoy se convertía ayer en el ganador de las elecciones generales del 20 de noviembre. Los populares se hicieron con el 44,62% de los votos en todo el país, consiguiendo así 186 escaños en el Congreso de los Diputados y la victoria en las elecciones.

La victoria de los populares tendrá impacto en el sector de las nuevas tecnologías, sobre el que el candidato se ha pronunciado en alguna ocasión (en el debate en el que se enfrentó con el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, prometió que el próximo Twitter o el próximo Google serían españoles) y al que el partido hace mención en su programa electoral. Las filtraciones han hecho el resto y han ayudado a ver hacia donde podrían ir los tiros en el caso de que los populares venciesen en las elecciones.

Sobre las TIC, los populares han asegurado que sus “actuaciones” en ese ámbito “irán encaminadas a consolidar el uso de nuevas tecnologías en la vida cotidiana de nuestros ciudadanos y empresas”.

-Supresión del Ministerio de Industria. El ministerio de Industria, Turismo y Comercio será una de las carteras que desaparecerá en el nuevo organigrama ministerial del gobierno de Rajoy, según se filtraba durante la campaña electoral. Industria, ahora dirigido por Miguel Sebastián, se integrará en Economía. El ministerio es el responsable de un elevado número de ayudas e incentivos para el sector TIC, como el Plan Avanza.

- Canon digital. Los dos partidos políticos mayoritarios prometieron la desaparición del canon digital. En el programa del Partido Popular se puede leer que abogan claramente por la “supresión” del canon, aunque su desaparición no creará un vacío. Abogan por crear “modelos de gestión y retribución” de la propiedad intelectual que se basen en el “uso efectivo de las obras”.

-Google y Twitter españoles. El 63% de los lectores de Silicon News concluyeron en una encuesta que la propuesta de Mariano Rajoy de que el próximo Twitter o el próximo Google fuesen españoles era “vacía”. La declaración no fue una boutade de última hora para crear un titular en el debate y el apoyo a emprendedores está en el programa de los populares en varias ocasiones, aunque sólo cabe preguntarse si el sector considerará sus medidas suficientes.

Así, los populares apuestan por incentivar la creación de empresas innovadoras apoyando a los business angels, aunque cuando desgranan como será ese apoyo el único incentivo será el de reconocer de “forma legal” esta figura. Los populares también apostarán como dinamizador de la empresa innovadora por el refuerzo del marco legal de la protección de la propiedad intelectual e industrial, por el fomento del intercambio de investigadores entre sector público y privado o por el potenciar la compra pública innovadora, aunque aquí no se ofrecen cifras o porcentajes, únicamente se señala que se creará un programa de demanda pública de tecnología.

En este “marco institucional que promueve el emprendimiento”, el PP también lanzará una serie de ajustes normativos para potenciar a los emprendedores, como un apoyo fiscal de 3.000 euros para la contratación del primer empleado, un cambio en el régimen del IVA, situar el impuesto de sociedades en el 20% para emprendedores, la flexibilización de las líneas ICO o la creación de empresas en 24 horas.

-Innovación. ‘Innovación’ e ‘innovadores’ ha sido una palabra casi mágica en los últimos años, invocada como una solución para salir de la crisis. La innovación también tiene un apartado en el programa del Partido Popular, asegurando que la apoyarán. Así, los populares aseguran que apoyarán la exportación de bienes y servicios de alta y media tecnología, aunque no ofrecen una explicación sobre cómo lo harán. También “actualizarán” los incentivos fiscales para potenciar el I+D empresarial, se apoyará a los centros tecnológicos (aunque tampoco se apunta cómo) y se creará un “mapa de la innovación”.

- Redes inteligentes. En el programa electoral, en el apartado referente a la cuestión energética, los populares defienden que desarrollarán y desplegarán redes inteligentes.

-Agenda Digital. En el programa popular, la agenda digital europea también tiene un hueco. Prometen impulsar su desarrollo.

-Mercado teleco. Las telecomunicaciones aparecen en varias ocasiones en el apartado dedicado a las tecnologías de la información y la comunicación. Así, los populares prometen mejorar la regulación del sector, en “competencia, simplicidad, unidad de mercado y neutralidad”. El punto no se despieza más en el programa, por lo que aspectos tan polémicos como la neutralidad quedan sin mucha más explicación.

Los populares también prometen en su programa el impulso de redes de última generación, para lo que promoverán la eliminación de barreras normativas y administrativas o el lanzamiento de un programa de “gestión eficaz” del espectro.

-eAdministración. En su programa, los populares prometen trabajar hacia el apagón del papel en la administración.

-Navegación en internet. En el programa popular, se promete el impulso del acceso a internet de banda ancha en todo el territorio estatal, aunque no se dan más datos sobre cómo va a llegar la banda ancha a toda España. Curiosamente, una de las ideas del ministerio de Industria de la etapa socialista era la de llevar la banda ancha de 1 Mb a todo el territorio, incluido el rural. Las teleco se cuestionaban entonces sobre cómo se haría esta cobertura.

El PP también ha incluido en su programa una mención a la seguridad y la privacidad en red, que quieren mejorar con cambios normativos que afectarán a la protección de datos personales y a los derechos de los consumidores. Igualmente, quieren fortalecer la lucha contra los delitos en red.

-Contenidos digitales. El programa popular menciona a la industria de los contenidos digitales. “Prestaremos especial atención a los cambios que internet está produciendo en las industrias culturales, favoreciendo las transiciones que se operan en este nuevo marco de glabalización”, es lo que prometen los populares.

-¿Cierre de red.es? Otra de las consecuencias que podría tener la reorganización del organigrama gubernamental tras la victoria del PP podría ser el cierre de Red.es, como también se filtraba en la recta final de la campaña. Las actividades de red.es se integrarían así en la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (SETSI) y algunas de ellas, como el registro de dominios .es, se dejarían en manos privadas.