Los consejeros delegados piden a los CIO que contribuyan más a la mejora de los resultados
14/11/2012
Los CEO valoran el hecho de que el departamento TIC proponga e implemente soluciones más orientadas al negocio, la creación de nuevos servicios y productos y rapidez en la ejecución.

Fuente:  http://www.computing.es 

De acuerdo con un estudio elaborado por la consultora Setesca para conocer qué percepción tienen los directores generales del departamento TIC, así como lo que más valoran, una de las principales conclusiones es que, a pesar de proporcionar soluciones imprescindibles para la consecución de altos grados de eficiencia (básicamente para los procesos administrativos), las Tecnologías de la Información son percibidas, en general, como costes de estructura sin valor competitivo, al menos así lo considera el 80% de los CEO entrevistados.

Un dato muy relevante del estudio actual, indica que cuando se analiza el perfil de empresas en cuanto a su crecimiento y grado de internacionalización, la valoración cambia radicalmente, ya que para este tipo de empresas las TI representan un valor competitivo en un 72% de los casos. Además, entre las principales demandas que los consejeros delegados hacen del departamento TIC, se encuentran no sólo las que tienen que ver con la pura función tecnológica, sino que se hallan otras que aportan un gran valor competitivo. Así, los directores generales demandan que el departamento TIC sea capaz de proponer y desarrollar soluciones que aporten un claro valor estratégico al negocio. Así lo consideran en un 48%. Por otro lado, también se aprecia la proactividad y la creación de nuevos servicios y productos para el cliente final (32%) así como la velocidad en la implementación de soluciones (20%).

Después de las burbujas tecnológicas del periodo 1998-2003, y de la corriente de grandes procesos de implementación de soluciones ERP que se han llevado a cabo hasta el año 2010, el valor del departamento TIC cayó dramáticamente entre otros motivos por la diferencia entre las expectativas creadas por los CIO entre las inversiones realizadas y los beneficios a obtener por las mismas, y el alto coste que supone el mantenimiento de estas infraestructuras respecto al valor que aportan al crecimiento de los resultados de las empresas. Esta necesidad de transformar el departamento TIC para pasar de ser un departamento de soporte al negocio a constituirse en un departamento de valor estratégico, ha aparecido como alternativa y una necesidad de las empresas para ganar competitividad. Se trata de una tendencia que en países con mayores tasas de productividad que España (Alemania, Francia, países nórdicos o Japón) lleva creciendo de manera exponencial en los últimos tres años, si bien está requiriendo una clara transformación de los responsables de informática para adaptarlos a esta mayor exigencia de contribución a los resultados.

Así pues, del análisis se deduce que en España existe una gran oportunidad para poder obtener un mayor rendimiento de los sistemas de información. En aquellas empresas donde el CIO ha sabido demostrar una clara orientación al negocio, esto se ha traducido en una mayor competitividad de las empresas en términos de crecimiento, efectividad y flexibilidad.