Control aéreo del futuro se prueba en Miami
08/04/2009
Los pilotos de aviones que salen del Aeropuerto Internacional de Miami, como de cualquier otro aeropuerto importante, deben recibir primero autorización para el despegue y la ruta de subida a la altura de vuelo de parte de los controladores del tráfico aéreo que siguen el vuelo por radar y radio. Y, durante el vuelo, los aviones se desvían a menudo por ''vías aéreas'' que no son siempre la ruta más directa entre una ciudad y otra.

Fuente:   www.elnuevoherald.com    Fecha:  08.04.2009

Este sistema, que ha estado en vigor durante décadas, podría estar llegando a su fin con la instalación gradual en todo el país de un nuevo sistema de control del tráfico aéreo vía satélite, y Miami es el primer sitio que probará los nuevos equipos.

 La primera fase del sistema fue develada formalmente ayer en el MIA por funcionarios de la Administración Federal de Aviación (FAA) y ejecutivos de la compañía privada, ITT, que hizo la instalación.

Conocido como NextGen o Next Generation (``Próxima Generación''), el sistema podría acabar reemplazando las señales convencionales de radar con señales de localización vía satélite GPS para rastrear los aviones con mayor precisión --permitiendo a los pilotos que vuelen por rutas más directas en lugar de las vías aéreas actuales, a menudo tortuosas.

Funcionarios de la FAA, sin embargo, dijeron que el sistema existente de radar seguirá en pie incluso después de que se establezca NextGen a nivel nacional.

Los radares serán sacados del servicio de manera gradual durante un período de décadas, y algunos seguirán operando por largo tiempo como reserva, según los funcionarios.

Los defensores del sistema prevén un futuro en que los pilotos hablarán poco o nada con los controladores de tráfico aéreo para autorizaciones de despegue, subida y cruce; las recibirán como mensajes de texto en pantallas de computadora en la cabina que serán enviados por controladores humanos o preprogramados en software de computadoras enlazadas con el sistema NextGen.

''Este es un avance significativo, y un logro considerable para NextGen y para todos los que han estado involucrados en su evolución'', dijo Marion Blakey, ex administradora de la FAA bajo cuya supervisión comenzará el nuevo sistema.

Blakey, quien asistió ayer a la ceremonia de inauguración del sistema en el MIA, es ahora presidenta y ejecutiva principal de la Asociación de Industrias Aeroespaciales.

Blakey, funcionarios actuales de la FAA, ejecutivos de ITT, el director de Aviación de Miami-Dade José Abreu, y líderes de la industria aeronáutica, se reunieron para un desayuno y presentación de tres horas en un salón de conferencias del hotel del aeropuerto para celebrar la ocasión.

''Estamos homenajeando al sur de la Florida, que encabeza a la nación en el establecimiento de la próxima generación de la tecnología de aviación y elevando los estándares de protección de todos los que vuelan'', dijo al grupo David Melcher, presidente de servicios y defensa electrónica de ITT.
 

Arthur L. Sullivan, Jr., gerente de programa de FAA para la zona de servicio del este de Estados Unidos, dijo que Miami había sido escogida para la primera fase de NextGen debido a lo llano del terreno, lo relativamente suave del clima, y el hecho de que el tráfico aéreo no es tan congestionado como, por ejemplo, el de Nueva York.

Lo que colocó ITT en las instalaciones actuales de control del tráfico aéreo de MIA y varios otros sitios en el sur de la Florida son equipos y estaciones de transmisión de tierra de un componente conocido como Transmisión de Vigilancia Automática Dependiente, o ADS-B.

Considerada la piedra angular de NextGen, ADS-B usa señales de satélite de GPS para detectar la posición de los aviones y brindar a los pilotos información en tiempo real sobre aviones cercanos y las condiciones del estado del tiempo en la ruta.

Aunque activado, el sistema ADS-B de Miami no está vinculado todavía con el sistema operacional de control de tráfico aéreo de EEUU, según una declaración de ITT, sino que está siendo evaluado para comprobar ``su efectividad operacional''.

Las estaciones en tierra del sistema se instalaron en varios aeropuertos regionales del sur de la Florida, entre ellos los de Cayo Hueso, Boca Raton y Marathon.

El sistema se está instalando ahora en las torres petroleras del Golfo de México, y pronto será instalado en Louisville, Filadelfia, y Juneau, Alaska. Más adelante, según una lista presentada en la reunión, el sistema funcionará en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood, West Palm Beach, Tampa, Orlando, Tallahassee y Pensacola, entre otros lugares.

La compañía estima que ADS-B estará instalado a nivel nacional para el 2013.

Los promotores de NextGen afirman que con el tiempo el sistema disminuirá el papel de los controladores de tráfico aéreo y aumentará la autoridad de los pilotos, así como el número de aviones en el aire, por medio de disminuir la separación entre ellos y de reducir las demoras debidas al estado del tiempo y la congestión del tráfico aéreo.

Sullivan, el funcionario de la FAA, restó importancia a la idea de que NextGen reemplazará a los controladores aéreos, y dijo que la agencia no tiene planes de reducir los requerimientos actuales de separación entre aviones.

Dijo asimismo que el sistema, por el momento, se ocupa primariamente de pilotos particulares que normalmente no tendrían acceso a los sofisticados sistemas de navegación disponibles en los grandes aviones comerciales.