El crecimiento de la edición electrónica en España subió un 48% en 2009
09/04/2010
Son datos del informe que el Ministerio de Cultura ha publicado sobre el Libro Electrónico, elaborado por Grupo de Trabajo del Observatorio de la Lectura y el Libro. Durante este año y 2011, se prevé una entrada decidida del sector del libro en la edición digital.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 9.04.2010

En este informe se analiza el impacto del libro electrónico (e-book) en el sector del libro y en los hábitos lectores. El trabajo del Grupo, desde su constitución, ha consistido en aportar los conocimientos de diversos expertos y establecer conclusiones sobre la realidad y potencialidad del formato digital para el mundo del libro y la lectura.

Adaptación del marco legal

La transformación digital está en marcha y todo parece indicar que es imparable. Los últimos datos, de 2009, apuntan a un crecimiento de la edición electrónica en España que supera el 48% frente a los datos del año anterior. No obstante, tanto autores como lectores, libreros, distribuidores y, especialmente, editores, están afrontando este proceso de cambio con cierta cautela debida a dos factores: por un lado, la necesidad de readaptar el actual marco legal a los nuevos requerimientos del entorno digital; por otro, la ausencia de un modelo de negocio definido.

Esta necesaria readaptación de los actuales instrumentos jurídicos para ofrecer las mismas garantías que en el caso del libro en papel, se resume en los siguientes puntos: actualización de los contratos de edición literaria adaptándolos a los nuevos formatos; respeto del derecho del autor a la integridad de su obra en un medio en el que los contenidos son especialmente vulnerables; la urgencia de adoptar medidas normativas que corrijan las deficiencias jurídicas actuales en la difusión de obras protegidas a través de redes P2P y páginas web; y el acompañamiento de modelos legales de acceso para el consumidor cuando se apliquen herramientas que dificulten la copia ilegal.

Optimismo sobre la oferta digital

La innovación tecnológica está facilitando, pero también condicionando, los nuevos modelos de negocio en torno al libro electrónico y, por el momento, incide más en la venta electrónica de libros en papel que en la venta electrónica de contenidos digitales. No obstante, el optimismo en torno a las previsiones de futuro anima al sector editorial a entrar en este mercado.

En el caso de España, durante el presente año y el próximo, el informe prevé un notable avance: en 2011 un gran número de editoriales tendrán más de la mitad de su catálogo digitalizado, las novedades irán ocupando cada vez más espacio en la oferta digital, al igual que los títulos destinados a la lectura en dispositivo lector (e-readers); se reforzará la tendencia a utilizar simultáneamente diversos canales de comercialización, aunque con mayor peso de la venta a través de la web de la editorial, seguida por plataformas genéricas y librerías.

Además, el sector editorial es consciente de la importancia de experimentar para entender las preferencias y necesidades de los usuarios e identificar nuevos modelos de negocio como los ya implementados en otros mercados internacionales basados en el enriquecimiento de contenidos, la creación de libros a medida, la venta por partes y alquiler de obras o la colaboración del lector en la creación de los contenidos. Finalmente se concluye que, en aquellos casos en los que el libro digital no ofrezca valores añadidos sobre el libro impreso, la tendencia se dirige a ofrecer los primeros a precios inferiores a los segundos.

Digitalización

Sobre el impacto en el ámbito bibliotecario, la edición electrónica está generando proyectos de digitalización en todo el mundo, entre los que cabe destacar, en el caso español, el proyecto ENCLAVE Editores-BNE. Se subraya, por un lado, la necesidad de establecer un marco legal apropiado, especialmente en el caso de las obras huérfanas; y por otro, el trascendental cambio que introduce la nueva realidad del e-libro, con la que el papel de la biblioteca adquiere nuevas dimensiones, como facilitar el acceso a información de pago e incluso ofrecer servicios de impresión bajo demanda.

También se hace referencia a algunas implicaciones sobre los procesos de lectura: las investigaciones desarrolladas por el momento concluyen en importantes diferencias tanto en los procesos de lectura como en las actividades tradicionalmente asociadas al libro en papel. En el caso de la lectura en el entorno escolar, se hace necesario profundizar en los posibles efectos en la calidad del aprendizaje.

El informe, finalmente, pone de manifiesto el esfuerzo que se está realizando desde la Administración General del Estado para fomentar la adaptación al cambio y evitar el desarrollo de un mercado ilegal.