Las empresas europeas ajustan sus gastos en TI para 2012
25/01/2012
Entre los principales resultados extraídos de esta consulta destaca que cerca del 40% de las compañías esperan incrementar su gasto externo en hardware, software y servicios de TI, mientras que el 17% indican, por el contrario, que sus presupuestos para estos conceptos caerán en 2012. El resto lo mantendrá.

Fuente:  www.computing.com  Fecha:  25.01.2012

 

Las empresas de Europa del oeste se muestran prudentes en la elaboración de sus presupuestos para tecnología en 2012; tan sólo unas pocas están planeando incrementar su inversión en estas partidas en el presente año. Lo dice IDC a raíz de una encuesta llevada a cabo el pasado mes de noviembre acerca de intenciones de gasto entre 590 organizaciones de la región.

Entre los principales resultados extraídos de esta consulta destaca que cerca del 40% de las compañías esperan incrementar su gasto externo en hardware, software y servicios de TI, mientras que el 17% indican, por el contrario, que sus presupuestos para estos conceptos caerán en 2012. El resto lo mantendrá. Sólo una cuarta parte de las que planean aumentarlo cifran ese incremento en un 5% o más. En 2011, un 43% de las organizaciones aumentaron sus presupuestos en tecnología sobre el conjunto del año, mientras que el 20% lo disminuyeron.

Douglas Hayward, director de análisis de los servicios europeos de investigación de IDC comenta: “Aunque estos planes podrían parecer optimistas a primera vista, dado el panorama económico actual, en realidad los presupuestos para 2012 han caído respecto a los de 2011”. De hecho, en la encuesta realizada durante el pasado ejercicio, el 46% de las empresas de la zona oeste del viejo continente esperaban aumentar su gasto y sólo un 14% rebajarlo, lo que significa que durante el año fueron reduciendo sus pronósticos respecto a lo que habían estimado a principios de año. Algo que IDC cree que también podría repetirse en el presente ante el empeoramiento de la situación general.

Hayward apunta también que será un año conservador en el que la mayoría de las organizaciones mantendrá el mínimo gasto en estas partidas. “El impacto no será dramático en términos reales ya que los presupuestos no han caído significativamente en la cuenta de resultados. Así pues la conclusión es que 2012 se desarrollará como 2011- sólo que un poco peor”.

A pesar del renovado conservadurismo y cautela, las organizaciones mantienen su interés en un puñado de tecnologías como el cloud computing, los proyectos de SaaS, las nuevas propuestas de almacenamiento, la virtrualización y consolidación de la infraestructura TI, la consumerización de las tecnologías de cliente final en el puesto de trabajo y aquellas aplicaciones que ayudan a reducir costes y generar nuevos ingresos a las empresas.