Las empresas de tecnología toman la bolsa
14/06/2011
En el último año varias de las 'startups' más importantes de Internet han presentado sus Ofertas Públicas de Venta (OPV) o, como en el caso de Groupon, sus declaraciones de inscripción de OPV. Las hay más grandes y más pequeñas, pero parece que hasta que Facebook y Twitter presenten sus OPV, este será recordado como el año de las OPV.

Fuente:  www.elmundo.es    Fecha:  14.06.2011

Hace unas semanas, Groupon presentó su declaración de inscripción de OPV. En ella, estimaba que el valor de la OPV de la compañía sería de 750 millones de dólares. La empresa de ofertas locales ha sido una de las compañías que más rápido ha crecido en los últimos años, pero factores como la competencia o la extravagancia de su director ejecutivo hacen dudar a los analistas, que temen una nueva burbuja.

La red social laboral LinkedIn también presentó una OPV recientemente. En este caso, la compañía esperaba obtener 175 millones de dólares. La compañía obtuvo 15 millones de dólares de beneficios en 2010 y estuvo en números rojos todos los años desde su creación en 2003 (excepto en 2006, cuando obtuvo un pequeño beneficio). En su salida, las acciones de LinkedIn aumentaron su valor hasta más del doble y, aunque han bajado, siguen muy por encima del precio de 45 dólares por acción de la OPV.

Pero hay más: Pandora, por ejemplo, es una de las más recientes. Según Business Insider, la empresa, que trabaja en el complicado mercado de la música en Internet, estará valorada en 1.300 millones de dólares.

Otras OPV, sin embargo, todavía no han llegado, pero se espera que lo hagan pronto. Es el caso de Zynga. La empresa responsable de juegos como FarmVille, Mafia Wars o, recientemente, Empires & Allies, podría estar preparando una Oferta Pública de Venta, según CNN Money. Nitsan Hargil, de GreenCrest Capital, estimó que la empresa vale unos 14.500 millones de dólares.

Esta OPV, además, sería interesante porque permitiría ver los números de la compañía, que, según Hargil, no sólo será rentable, sino que lo será "de una forma muy grande".

Fuera de Estados Unidos

Pero no todo es tan fácil para las empresas estadounidenses. Según un artículo publicado en The New York Times, muchas empresas de menor tamaño prefieren hacer sus OPV fuera de Estados Unidos (especialmente en lugares como Australia, Reino Unido, Taiwán, Corea del Sur o Canadá), donde es mucho más sencillo que las empresas se hagan públicas.

De hecho, según este artículo, casi una de cada diez de las compañías americanas que se hizo pública el año pasado lo hizo fuera de Estados Unidos. Y, en total, entre los años 2000 y 2010 han seguido este camino 85 empresas.

Esto se debe a diferentes motivos como los crecientes costes regulatorios de hacerse público existentes en Estados Unidos (que son más bajos en mercados extranjeros) o la falta de interés de los inversores en las acciones de pequeñas compañías.

China

Pero no todo son empresas estadounidenses. En China, por ejemplo, también ha habido OPV de importantes compañías del país.

RenRen, una red social que comenzó como una copia de Facebook, lanzó su Oferta Pública de Venta recientemente. Esta red social tiene más usuarios en China que la red social de Mark Zuckerberg, prohibida en el país asiático.

De este modo, a pesar del riesgo que conlleva ser una red social en China, las acciones de la compañía subieron un 28,6% el día de su debut y llegó a recaudar 743,3 millones de dólares en su OPV, según Reuters.

A la espera de Facebook y Twitter

En cualquier caso, por muy movido que haya sido este año, nadie duda que el auténtico 'año de las OPV' será el año en que Facebook se haga público. La red social es, sin duda, la compañía de Internet más valorada del momento.

Otra empresa cuya salida supondrá una auténtica revolución será Twitter. Aunque todavía está muy por debajo de Facebook (hay quien incluso la sitúa por debajo de Groupon), no deja de aumentar su valor. Y mejoras como la opción de subir imágenes, la posibilidad de acortar direcciones o la integración con iOS 5 no hacen sino ayudar a esto.