El encargado de la tecnología vaticana dice que Francisco es "un hombre 2.0"
15/04/2013
El jefe del Servicio de Internet del Vaticano, monseñor Lucio Ruiz, en un fugaz paso por nuestro país, disertó sobre cómo se desarrolla la "evangelización en la era digital".

Fuente:  www.perfil.com

Perfil.com lo consultó sobre éste tema y sobre cómo se adapta la Iglesia al avance de la tecnología en la nueva era del papa Francisco.

Ruiz es santafesino y jamás pensó cuando se ordenó como sacerdote que "los caminos de Dios" -tal cómo él describió- lo iban a llevar hasta el Vaticano. Él fue quien le regaló a Jorge Mario Bergoglio un iPad días después de su "coronación".

"Yo me preparé para ser cura, pero el Señor tiene sus designios. Mis conocimientos y proyectos en tecnología fueron creciendo por lo que de la parroquia pasé a la Conferencia Episcopal Argentina, luego al Consejo Episcopal Latinoamericano con sede en Bogotá y desde allí me llevaron a la Santa Sede en diciembre de 1997 en donde trabajé para la Congregación del Clero. Y desde hace cuatro años estoy a cargo de la Oficina de Internet de la Santa Sede", reseñó.

Siempre con un espíritu distendido y con la experiencia de conocer el mundo de los medios, Ruiz sintetiza desde las oficinas de la Universidad Católica Argentina (UCA) con los retos con los que se encontró: "Creo que, más allá de los cambios que se van produciendo, los retos con los que me encontré, son con lo que me encuentro ahora también".

"El mundo digital es un mundo que te cambia bajo los pies mientras vas caminando, cambia permanentemente. El mundo digital, la tecnología y la cultura cambian, es agua que se mueve, es un río que presenta nuevo perfiles. En aquél momento, Twitter era una cosita de nada hoy es algo esencial. Hoy, las redes sociales son el tejido tecnológico y estratégico de cualquier web", explicó el religioso.

La web completa del Vaticano está compuesta por un promedio de 500 mil páginas internas. En ellas trabajan más de 20 personas entre el aspecto tecnológico y el de sus contenidos. Las estadísticas de la Santa Sede revelan que sus webs reciben cerca de cuatro millones de visitas diarias.

Ante la pregunta sobre si en algún punto se decidió comenzar a usar la web y las redes sociales como herramienta de evangelización, Ruiz respondió: "Siempre fue así". Para el responsable de la comunicación web del Vaticano, la Iglesia siempre usó cualquier medio, sea la pintura, la literatura, la música para "pasar el mensaje de Jesús". Y las redes sociales se suman a esa dinámica. Sin embargo, recordó que a pesar de los lineamientos universales del papa Francisco, es importante el trabajo parroquial de cada sacerdote. "¿Cómo se transforma en catequesis cada enseñanza para que uno lo pueda poner en su vida? Esa es la función del sacerdote que conoce a cada uno por su nombre", subrayó.

¿La Iglesia está logrando adaptarse a estos nuevos tiempos? "Absolutamente sí", sostuvo Ruiz. "Hay partes de la Iglesia que lo hacen bien. Es importante el rol de cada uno, por ejemplo el de los medios y los jóvenes en las redes sociales. De esta manera se puede traducir el mensaje de Jesús en la clave que les es propia y que los jóvenes conocen bien. La Iglesia lo está logrando y se ve en lo fuertes y vivientes de las redes sociales. La presencia del papa Francisco en las redes sociales es muy viva".

Y apuntó: "Acá lo interesante es que Francisco es una nueva tecnología. Él, la persona suya, es una tecnología 2.0, por su humildad, por su sonrisa, por su mensaje pequeñito, simple y profundísimo. Él es un tweet en persona, él es un mensaje por Youtube, él es un mensaje de Facebook. Sus gestos tan llamativos para con la gente son mensajes de humanidad, no de showman, sino de un Cristo encarnado que tiene un mensaje al hombre histórico, porque él se acerca como pastor y como padre y habla de fe".

Ruiz relató a este medio que todavía no tuvo una reunión ni una nueva orden por parte del nuevo Papa. "Aún tiene que armar los staff y demás, pero su presencia y su manera de actuar ya son indicaciones. Su estilo trasciende como principio de trabajo. Yo podría trabajar perfectamente sin reunirme con él, porque ya entendí lo que quiere".

"Cuando habla, el hace un tweet al instante. Quiero decir, porque usa frases perfectamente completas que están listas para tuitear. No hay que componer nada después. Él crea eventos que entran directo a la red. Y si no lo tuiteamos nosotros, lo hacen las 100 mil personas que están por ejemplo en la Plaza de San Pedro. Me gusta decir que su mejor tecnología es su cuerpo. Su sonrisa, su palabra, sus manos, sus gestos, su mensaje es permanente. El tiene permanentemente un gesto de comunicar al mundo un mensaje", describió.

Ruiz, quien previo a la entrevista remarcó que desconoce si el Papa Francisco escribe personalmente sus tuits o si los escribe su secretario tras ser dictados, se muestra ampliamente satisfecho con la mayor repercusión que perciben en Internet.

"Es un fenómeno social. Y así como en cada Ángelus la Plaza de San Pedro no da a abasto, lo mismo ocurre en Internet. Estamos tratando de inventar nuevas ideas para poder hacer accesible tanta riqueza. Pero no es un fenómeno sólo digital, es un fenómeno de la cultura, que quedó impactada con un mensaje de Jesús pasado de manera simple con gestos y palabras profundas pero que la puede entender todo el que la escuche", concluyó.