Es tiempo de oportunidades
Eréndira Espinosa, José Guadarrama, Atzayaelh Torres, Carlos Fernádez de Lara, Sherice Sánchez y Jorge Ramos

www.exonline.com.mx  09.01.2009

El optimismo de los empresarios ante la turbulencia financiera y económica que agobia al mundo no decae, al contrario, para ellos las crisis representan oportunidades.
En mayor o menor medida las firmas en el país están siendo afectadas por esta situación y por ello tienen diversas formas de ver el panorama y así hacerle frente a una posible recesión.
Para FEMSA las crisis son momentos de oportunidades, por lo cual la embotelladora y dueña de la marca de cerveza Sol y las tiendas OXXO no detendrá sus inversiones en este año.
José Antonio Fernández, director general y presidente del consejo de FEMSA, comenta en exclusiva a Excélsior que en momentos de dificultad económica es necesario trabajar en conjunto para así “salir fortalecidos de la crisis actual y aprovechar las oportunidades que ésta trae consigo”.
En FEMSA “seguiremos trabajando por conservar nuestra plantilla laboral y optimizar los recursos para incrementar la competitividad de nuestras empresas, con lo que continuaremos impulsando el desarrollo económico del país”, reitera el director de la mayor embotelladora de productos Coca-Cola en América Latina.
Fernández confía en que las acciones anunciadas el miércoles pasado por el presidente Felipe Calderón “contribuirán a mejorar y fortalecer las condiciones económicas de todos los sectores en México, si todos trabajamos en conjunto”.
Construyendo y apuntalando empleos
Los industriales de la construcción son de los que tienen una proyección de “optimismo moderado” para este año. Su compromiso es con las inversiones privadas por 400 mil millones de pesos para infraestructura y vivienda, de acuerdo con Humberto Armenta.
El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) comenta que los proyectos previstos en el presupuesto gubernamental, por 370 mil millones de pesos, prácticamente están garantizados en su desarrollo, pero reconoce que en aquellos que requieren de capital privado —como los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) del Programa de Aprovechamiento de Activos (PAA)— hay riesgos.