Europa propone directrices para promover normas abiertas en las TIC
28/06/2013
La Comisión Europea ha presentado este martes una guía con recomendaciones a los Estados miembros para promover normas abiertas en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que podrían ahorrar más de más de 1.100 millones de euros anuales para su sector público.

Fuente:  www.cibersur.com

Las directrices o recomendaciones tienen como objetivo ayudar a  las autoridades públicas a evitar la dependencia de un único  proveedor de TIC o sistema informático y así superar el problema del  "cliente cautivo", uno de los grandes problemas identificados por el  Ejecutivo comunitario en el sector.

"Las normas abiertas fomentan la competencia, promueven la  innovación y ahorran dinero. La guía publicada hoy tiene por objeto  ayudar a las autoridades nacionales a aprovechar todas las  oportunidades de innovación y eficiencia", ha explicado la  vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Agenda  Digital, Neelie Kroes.

La principal recomendación del Ejecutivo comunitario a los Estados  miembros es que garanticen la apertura de los procedimientos de  contratación o licitación para atraer mejores ofertas porque trabajar  con normas en lugar de una única marca, herramienta sistema o  producto TIC rebaja la factura para adqurir sistemas de tecnologías y  de la información.

La duplicación del número de ofertas de preveedores de servicios  reduce el coste del contrato un 9% de media, según estimaciones del  Ejecutivo comunitario.

La guía publicada este martes por el Ejecutivo comunitario  pretende ayudar a las autoridades públicas en los Veintisiete  responsable de la planificación y adquisición de sistemas y servicios  TIC para las organizaciones públicas.

Las directrices pretende ayudar a definir los principios  esenciales para que los sistemas TIC trabajen conjuntamente y puedan  prestar un servicio eficaz a los ciudadanos y facilitar la evaluación  de las normas existentes de forma equitativa y transparente para que  elijan las más adaptadas a su estrategia para promover el sector de  las TIC y evitar la denominada "cautividad".

La guía sugiere que la planificación a largo plazo contribuirá a  sustituir los sistemas que favorecen el "cautiverio de los clientes"  por alternativas basadas en normas, algo que compensará a priori los  costes iniciales más elevados por la sustitución de los sistemas.

También ofrece orientaciones prácticas para los responsables de  contratación pública en los Estados miembros para acompañarles en el  proceso para aplicar la nueva iniciativa y ayudar a escoger las  normas que mejor responden a sus necesidades.

El Ejecutivo comunitario considera que la mayor utilización de  normas abiertas permitiría el intercambio de datos entre los sistemas  públicos y facilitar los servicios transfronterizos de administración  pública en línea, que los ciudadanos y empresas necesitan cuando  viajan, estudian o hacen negocios en otro país.

Bruselas también ha avanzado su intención de organizar reuniones  con las autoridades públicas, las empresas del sector de la  tecnología de la información y comunicación, los organismos de  normalización y representantes de la sociedad civil para intercambiar  conocimiento, facilitar las mejores prácticas y analizar y proponer  problemas y soluciones conjuntas.