El impacto de las Tecnologías de la Información en el mundo empresarial
12/01/2012
Las nuevas tecnologías y el uso de las Tecnologías de la Información han hecho mella en el mundo empresarial. Las empresas evolucionan y se acoplan a las nuevas necesidades que demanda el mercado, al igual que la formación relacionada con este campo.

Fuente: http://www.madrid2noticias.com  Fecha: 12.1.2012

Cuidar la empresa, el producto y fomentar el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC): tres consejos que ayudan al desarrollo y crecimiento empresarial. El desarrollo tecnológico gracias a la red (Internet), las comunicaciones móviles, la banda ancha, etc., han supuesto un avance y numerosos cambios a nivel social y económico. Y es que el fenómeno de la globalización llega a todas partes, también al mundo empresarial.

Gracias al desarrollo de las TIC en sus 40 años de vida, una empresa puede comunicarse a nivel nacional e internacional haciendo buen uso de las nuevas tecnologías y contando con una buena cobertura web. De este modo, la empresa puede interactuar con otros países o clientes consiguiendo así la comunicación y la expansión de su marca, traspasando fronteras.

Las TIC se convierten en un instrumento muy valioso para la gestión empresarial, estando presentes en grandes, medias y pequeñas empresas (PYMES). Por ejemplo, el 98,6 % de las empresas de 10 o más empleados poseen ordenadores, el 97,2% están conectadas a Internet y el 96,5% cuentan con correo electrónico, según afirma el informe ‘eEspaña2011/Las TIC en la empresa española’ elaborado por la Fundación Orange.

Asimismo, algunos equipamientos básicos TIC como ordenadores, conexión a internet, correo electrónico o incluso telefonía móvil, están implantados en la mayor parte del tejido empresarial español, es decir, las empresas y entidades han pasado a utilizar las TIC como un nuevo canal de difusión de productos y servicios.

Aplicando dichas herramientas, la empresa puede dar un paso más, como es convertir una empresa común en una ‘Empresa 2.0’, un concepto empresarial que se está consolidando poco a poco en nuestro país, según refleja el Estudio del software social en la empresa española 2011 realizado por la Fundación Orange y TIGE. El informe aporta que, desde el punto de vista instrumental, gracias a la relación que mantienen las empresas con Internet y las TIC, las redes sociales se han llegado a consolidar como canal de comunicación cohabitando con los blogs, wikis y la mensajería instantánea que ya forman parte de la empresa.

Participar entonces de la cultura digital, hace que la empresa además de crecer, se involucre en un proceso de aprendizaje y adaptación para mejorar su identidad digital. El impacto de las Tecnologías de la Información en el mundo empresarial ha hecho que muchas empresas oferten cursos de formación especializados, incluso la Universidad ha incorporado esta rama aproximando la formación a las demandas del mundo empresarial y centrando el uso de las TIC en el aspecto práctico, como desarrolla SEAS Estudios Superiores Abiertos bajo el prisma de la Universidad de Gales de forma online.

Con el Bachelor en Tecnologías de la Información de la Empresa (titulación relacionada con las tecnologías de la información y telecomunicación), SEAS forma ‘arquitectos en sistemas de información’, profesionales que den soluciones en el menor tiempo posible a situaciones concretas que pudiera tener su organización. Para conseguir un desarrollo corporativo, los profesionales necesitan adquirir conocimientos vía web, administrar equipos, diseño de red y conocimiento en sistemas de seguridad y protección que encaje con las necesidades de la empresa.

Las TIC se convierten por tanto en una buena herramienta web y en una buena oportunidad de especializarse dentro del sector de la informática, tanto para aquellos que llevan un tiempo merodeando por este campo, como para las nuevas generaciones de informática que vean en el mundo empresarial una nueva salida profesional. Con buenos profesionales capacitados y metas establecidas la empresa no hace más que sumar, ya que con la incorporación de estos servicios, se mantiene una relación entre proveedor y cliente más sofisticada en función de las posibilidades tecnológicas y de evolución en la forma de prestar el servicio.