Se incrementan notablemente las ofertas que exigen formación de postgrado TIC
05/09/2012
De acuerdo con Adecco e Informepleo, Telecomunicaciones e Informática son los dos sectores que más han aumentado la demanda, ya que en otros años la formación de este tipo apenas se contemplaba.

Fuente:  www.computing.com

   Los estudios superiores de postgrado facilitan, hoy más que nunca, el acceso a un puesto de trabajo. Y es que este tipo de formación facilita por un lado, acceder al primer puesto de trabajo, y por otro, mejorar la categoría profesional en profesionales con experiencia. Así, especializar los conocimientos es la mejor opción contra la crisis, de acuerdo con un informe dado a conocer por Adecco e Infoempleo, que evidencia también que el año pasado el 5,46% de las ofertas de empleo publicadas en España valoraban el hecho de poseer formación de este tipo; una cifra, aunque pequeña, sí superior a la conseguida el año anterior.

Sorprende que los sectores de Telecomunicaciones e Informática, que en ediciones anteriores de este informe apenas figuraban, hoy se constituyen como los que más han crecido en su demanda, por encima de los tres puntos porcentuales, ascendiendo a 3,5 y 3,31 puntos respectivamente. En 2010, Telecomunicaciones ocupaba la última posición del ranking, e Informática ni siquiera se contemplaba en la tabla.

Cabe destacar que el año pasado el número de programas de posgrado ofertados por los centros de formación ha crecido un 16,6%, y es que en España se ofertan más de 5.380 programas de posgrado con diferentes contenidos e impartidos a través de diversos canales, tanto en la universidad pública como en las instituciones privadas. La matriculación en programas oficiales de postgrado ha pasado de contar en el curso 2009/2010 con 83.700 alumnos a los 108.433 en el curso 2010/2011, es decir, un incremento del 29,5%.

Cataluña, Madrid, Andalucía y Castilla y León siguen siendo las Comunidades Autónomas donde más se valora contar con este tipo de formación, mientras que en el otro extremo están La Rioja, Extremadura y Baleares, tres regiones donde los estudios de postgrado han sido menos solicitados por las empresas.