La inversión en nuevas tecnologías y formación, claves para la recuperación del turismo español
28/10/2009
La inversión en nuevas tecnologías y formación es la clave para la recuperación del sector turístico.

Fuente:  www.mkm-pi.com    Fecha:  28.01.2009

Así lo afirma Ricardo García Viana, director del área de Turismo de IEDE Business School de la Universidad Europea de Madrid, quien también explica que este aspecto es precisamente el que nos puede diferenciar de países emergentes como Turquía, Croacia y Túnez, que están pisando fuerte en este terreno y que suponen un riesgo para la recuperación de la cuota turística española.

Y es que las posibilidades que ofrece Internet se están ampliando considerablemente en el sector turístico. Más allá de las simples páginas web, ya hay comunidades autónomas y provincias que están ofreciendo información turística mediante el geoposicionamiento, lo más novedoso que se está haciendo en el sector. Esta tecnología permite acceder a todo tipo de contenidos –no sólo texto sino también vídeos, imágenes, podcasts, etc.-, pinchando sobre el mapa de la ciudad o el municipio.

En cuanto a los restaurantes y hoteles, Ricardo García Viana recuerda que “dado que cada vez son más las personas que se organizan sus viajes desde casa, sin la intermediación de las agencias, las nuevas tecnologías sin duda pueden ser determinantes para que una persona decida contratar directamente servicios como una habitación en un hotel o un vuelo. Teniendo esto en cuenta, es imprescindible que las páginas web estén actualizadas y ofrezcan información de calidad. El hotel, casa rural o restaurante que no tiene página, sencillamente no existe para una parte importantísima del turismo”, asegura.

Servicios y precios

Además de las nuevas tecnologías, este experto considera fundamental la inversión en formación. “Un personal bien preparado, desde los directivos hasta los camareros que están poniendo cafés en los restaurantes, es imprescindible para dar el toque de calidad que debemos ofrecer. No hay que perder de vista que en los países emergentes como Brasil, por ejemplo, el servicio es impecable y los precios muy asequibles”, explica. En ese sentido, advierte que son precisamente destinos como Turquía, Túnez o Croacia los que pueden suponer un mayor riesgo para recuperar la cuota turística española, por ser actualmente su principal competencia al ofrecer un servicio de calidad a un precio más asequible.

En su opinión, las administraciones públicas tienen claro el camino que tiene que seguir el turismo español, puesto que incluso “en época de bonanza se hizo un plan Turismo 2020 que implicaba a todos los actores del sector para empezar a reflexionar y ver cómo podía ser nuestra industria turística”.

Según asegura el director del área de Turismo de IEDE Business School, “la crisis internacional ha afectado especialmente a España, ya que la dependencia que tiene nuestro sector turístico de países como Alemania o Reino Unido nos hace especialmente vulnerables a los cambios que se registren en dichos países. Este año, por ejemplo, la caída del mercado británico (que sufre, además, la pérdida de competitividad de su moneda, la libra esterlina frente al euro) ha llegado al 16,2%, por lo que, considerando el hecho de que uno de cada cuatro visitantes que recibimos procede de las islas, la repercusión que ha tenido en el turismo español es importante”.

No obstante, en su opinión, la solidez del sector turístico español y su recuperación tras periodos económicos similares al actual permite albergar cierto optimismo respecto a la relevancia que seguirá manteniendo la industria turística en España y su posicionamiento internacional, siempre en los primeros lugares en las estadísticas de visitantes e ingresos a nivel mundial.

A este respecto, recuerda que el ingente mercado interno turístico que constituye España – casi 9 de cada 10 españoles que viajan lo hacen dentro de nuestras fronteras- se perfila, una vez más como una de las soluciones o contrapartidas a la crisis, como demuestran las cifras de las estadísticas de FAMILITUR, perteneciente a la Secretaría General de Turismo.

La solución, el mercado interno

Según estos datos, en los siete primeros meses del año los españoles han realizado 100,2 millones de viajes, cifra similar a la del periodo de 2008 (-0,2%). El 93,1% de los viajes se realizaron dentro de nuestro país, con una tasa de variación del -0,6%. “No cabe duda que el mercado interno se mantiene, por tanto, en sus excelentes niveles que contribuyen cada año a la generación de empleo y redistribución de la renta”, argumenta.

“La labor de empresarios y administraciones públicas se debe centrar en aprovechar este momento para salir reforzados de la crisis a través de una adecuada gestión de la innovación y adaptación al cambiante entorno tecnológico y social que caracteriza al siglo XXI: la formación puede y debe ocupar, por ello, un lugar destacado en la estrategia de futuro de empresas y administraciones públicas en pos de dicha recuperación”, concluye Ricardo García Viana.