La llegada de los "jefes robot" a la oficina
07/11/2013
Un autómata ha sido diseñado para que aprenda el mapa de una oficina y un jefe puede comandarlo mediante una aplicación ('app'), para que se dirija al espacio laboral de sus empleados o colegas, pulsando sus respectivos nombres en la pantalla de una tableta electrónica.

Fuente:  www.tecno.americaneconomia.com

 

Es claro que uno de los aspectos fundamentales de la productividad y las relaciones en el trabajo es el contacto. Mantener buena comunicación entre todos los actores de una compañía no puede sino potenciar el trabajo en conjunto. Claro que de ahí hasta tener pesadillas con su jefe apareciendo detrás de cada esquina hay un par de pasos, y nos estamos acercando rápidamente a ese futuro.

Sin embargo, para los fabricantes de este robot, el Ava500 traerá numerosos beneficios en las relacionales y dinámicas laborales, y posibilitará un nuevo nivel de colaboración entre quienes trabajan en los entornos de oficina y otras instalaciones.

Sea como sea, el Ava500, que se lanzará al mercado en los próximos meses, no solo marca un nuevo hito en la confluencia de las tecnologías de la robótica y la teleconferencia (conversaciones a distancia mediante medios electrónicos) plasmada en los ‘robots de telepresencia’, sino que además puede revolucionar las formas de liderar, trabajar y relacionarse en los entornos laborales.

Al igual que el famoso 'Roomba' -un robot con forma de disco que recorre las casa de forma autónoma aspirando la suciedad- el nuevo autómata dispone de sensores para desplazarse evitando y rodeando los obstáculos que encuentra en su camino. A partir de allí, el salto tecnológico de uno a otro es abismal, porque el 'roboboss' casi puede compararse con un jefe de carne y hueso.

Y tampoco puede afirmarse "que sólo le hace falta hablar" para ser una persona porque en la práctica, puede hacerlo gracias a que lleva incorporado un sistema de ‘telepresencia’ desarrollado por la compañía Cisco, que permite la comunicación en ambos sentidos a través de la parte superior (o cabeza) del robot.

Según explica a Efe, Charlie Vaida, gerente de Relaciones Públicas de iRobot, "este prototipo permite la libertad de movimiento y el acceso ‘a distancia’ a la formación empresarial, las inspecciones de fábricas, plantas de producción, laboratorios y centro de análisis".

602

Según el portavoz de la compañía, "los altos costos están restringiendo los viajes de negocios, pero hay una gran necesidad de que los ejecutivos y sus empleados estén presentes en las oficinas debido a que la fuerza de trabajo es cada vez más global, y nuestro producto aportará un solución tecnológica a esta situación".

En este sentido, "Ava 500 permite al usuario estar más presente, desde cualquier parte del mundo y de forma personal, en un determinado entorno de trabajo, y además ofrece un nivel muy natural de interacción humano-robot", añade Vaida.

 

Relación humáno-máquina

"El robot se mueve en todas las direcciones al igual que lo hace un ser humano, mientras que el sistema de ‘telepresencia’ permite un excelente video de alta definición y un audio de calidad, por lo que las comunicaciones son claras y nítidas", señala el experto.

Según Vaida, "la altura del autómata puede ser ajustada de modo que la comunicación con las personas se sienta como algo natural".

El Ava 500 ha sido diseñado para que aprenda el mapa de una oficina, y un jefe puede comandarlo mediante una aplicación ('app') informática, desde una tableta electrónica, para que se dirija al espacio laboral de sus empleados o colegas.

Una vez en su lugar de destino, el robot utiliza una videocámara y un monitor, unos altavoces y un micrófono, para vehiculizar una conversación entre el jefe y sus pares o subordinados, mientras ambos se miran cara a cara y que, de paso, el primero pueda observar lo que sucede en esa zona de la oficina.

Esta diseñado para sostener reuniones y conferencias a distancia con un "cuerpo" con aspecto de pedestal, de alrededor de 1,60 metros (aunque su altura puede ajustarse), el cual se desplaza sobre un cadenado de tres ruedas.

También está equipado con una tecnología de detección 3D, así como un sistema de sensores de sonido y medidores de rayos láser situado en la parte inferior de su estructura, para evitar los choques o golpes contra objetos, obstáculos o personas, y para evitar posibles caídas ante un desnivel o la presencia de escaleras.

Para controlarlo mediante su iPad, el usuario remoto selecciona el nombre de su interlocutor o una ubicación sobre un mapa digital de las instalaciones u oficinas de la empresa que el sistema tiene almacenado en su memoria, para que así los procesadores del robot tracen una ruta, la sigan y lleguen a destino.

Para ejecutar sus funciones de ‘telepresencia’, esta plataforma móvil dispone de una pantalla de 21,5 pulgadas, una ‘webcam’ que genera imágenes de alta definición, así como emisores y receptores de sonido con una elevada calidad.

 

El trabajo a distancia

El usuario remoto puede controlar al robot desde su escritorio y elegir a su destinatario, otro despacho o una sala de reuniones. Tanto el monitor como la webcam pueden estar activas mientras el prototipo se desplaza a su destino o en ‘stand by’(en suspenso). Este sistema robótico permite el uso compartido entre varios usuarios y repone su energía en estaciones de recarga.

El robot, que combina la navegación autónoma de iRobot (www.irobot.com) con la 'telepresencia' de Cisco (www.cisco.com), permitirá a quienes trabajan fuera de las instalaciones de una empresa participar en reuniones y presentaciones que tienen lugar en otra ubicación, y en las que el movimiento y la espontaneidad sean importantes.

"El nuevo robot también está diseñado para permitir el acceso visual móvil a las líneas de fabricación, laboratorios, centros de relación con el cliente y otras instalaciones distantes, que formen parte de una cadena de suministro", señalan sus creadores.

Este robot permite que "un usuario ubicado en Nueva York pueda recorrer los pasillos de unas instalaciones situadas en París, Hong Kong y San Francisco, encontrándose y charlando con sus colegas 'sobre la marcha', tal como lo haría si estuviera físicamente en ese lugar", señala el fabricante.

El usuario puede elegir si Ava 500 viaja desde la estación de recarga (donde está 'aparcado' cuando está inactivo) al destino seleccionado, en modo "privado", en el que la pantalla aparece en blanco, o en "modo público", en que se muestra la cara del usuario, quien entonces puede ver y ser visto, e incluso mantener una ocasional conversación de pasillo con un colega.

Según iRobot, esta plataforma robótica móvil permitirá un enfoque más personal e interactivo en la formación corporativa a distancia y en las presentaciones de empresa, en las que el instructor podrá acercarse y discutir un asunto con los participantes, de forma grupal o individualizada.

Consultado por Efe, sobre cuando este robot estará disponible para América, Vaida indica que “de momento no se ha anunciado su disponibilidad específica, aunque se espera que Ava 500 estará listo para su entrega a mercados seleccionados de todo el mundo a principios de 2014”.