Llegó el tiempo de las TIC en la educación
11/07/2012
Iniciativa colombiana premiada, integró de punta a punta la tecnología y el proceso educativo.

Fuente:  www.eltiempo.com

La educación es uno de los campos en el que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) pueden tener un impacto significativo. De hecho, una iniciativa colombiana llamada Educa, que integra estos dos campos, fue galardonada como "la solución más innovadora del 2012" entre 70 empresas del mundo, en el Intel Learning Alliance Summit, en marzo pasado.

La clave para que este proyecto de Carvajal sobresalga frente a otros modelos de todos los continentes se basa en que ofrece un paquete de punta a punta en el proceso educativo: contenidos pedagógicos digitales e interactivos, infraestructura tecnológica, formación de docentes, computadores (de cualquier marca), tableros digitales, aulas móviles y la plataforma que permite administrar los contenidos educativos de todas las áreas y el currículo de cada uno de los grados.

"Encontramos que en la región se aplican las TIC en la educación de una manera aislada", dijo Gladys Helena Regalado, presidenta de Carvajal Educación. Por lo que unieron su experiencia de décadas en la producción de textos escolares con los conocimientos en las TIC de Carvajal Tecnología y Servicios para integrar los procesos, ahora digitales.

Todas las partes (computadores, tableros, textos digitales, servidores, etcétera) trabajan como una misma plataforma, lo que agiliza la calificación de los estudiantes y hace partícipes a los docentes, alumnos, rectores, padres e, incluso, al Gobierno.

Ahora bien, en un país como Colombia, donde según el Gobierno el 34,1 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza, aplicar las tecnologías exitosamente en la educación puede ser un difícil reto.

De hecho, la semana pasada la agencia de noticias Associated Press reveló que el programa One Laptop per Child, que se desarrolla en Perú con una inversión de 200 millones de dólares destinados a dotar de computadores a 800.000 niños, no ha logrado los resultados esperados.

"Los maestros rurales y los administradores fueron, a menudo, incapaces de comprender y mucho menos enseñar con los computadores; además, los poblados carecían de acceso a Internet", señaló la agencia de noticias.

No solo tecnología

"El computador por sí sólo no va a dar el cambio a la calidad de la educación, pero el maestro sí, y la forma como este puede aprovechar las herramientas es fundamental", aseguró Gladys Helena Regalado.

Así, el docente también recibe capacitación, para que saque el mayor provecho de las nuevas herramientas.

De otro lado, Educa está desarrollado para funcionar sin necesidad de depender constantemente de Internet, pues las instituciones tienen sus propios servidores, añadió Carlos Manuel Pérez, presidente de Tecnología y Servicios de Carvajal.

"Todo el sistema permite que el profesor pueda preparar su clase y documentarla con la información del texto (que puede ser de distintas editoriales), esto queda en una base de datos que puede ser reutilizada por ese mismo profesor o incluso por otro", dijo el ejecutivo.

Colegio Aures, de Medellín, el primer proyecto

Según los representantes de Carvajal, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se han mostrado interesados en llevar este proyecto a colegios públicos, en especial ahora que se está tendiendo una red de fibra óptica que conectará a Internet a casi la totalidad de los municipios del país. La primera institución que funciona con Educa es el colegio Aures, de Medellín. Además de los textos, tienen contenido multimedia.

Según los representantes de Carvajal, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se han mostrado interesados en llevar este proyecto a colegios públicos, en especial ahora que se está tendiendo una red de fibra óptica que conectará a Internet a casi la totalidad de los municipios del país. La primera institución que funciona con Educa es el colegio Aures, de Medellín. Además de los textos, tienen contenido multimedia.