Más del 50% de las personas con discapacidad conoce algún servicio de tecnología accesible
25/08/2011
Esta es una de las conclusiones que se desprende del informe “Investigación sobre las tecnologías de la Sociedad de la Información para Todos”, presentado hoy por el Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad en el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Teléfono fijo, cajeros y domótica son las tecnologías menos accesibles para personas con discapacidad.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  25.08.2011

Según se desprende de dicho informe, teléfono fijo, cajeros y domótica son las tecnologías menos accesibles para personas con discapacidad, al contrario que Internet y el teléfono móvil.

La presentación ha contado con la participación del director general de Políticas Sociales sobre Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, Jaime Alejandre; el director general de Centac, José Antonio Valverde, y el catedrático Rafael Herradón, coautor del estudio y subdirector de Relaciones Externas e Institucionales en la Universidad Politécnica de Madrid.

El documento incorpora una encuesta realizada a 60 organizaciones activas en el sector  de la discapacidad, en la que la mayoría de encuestados cree que las tecnologías de la Sociedad de la Información pueden solucionar los problemas de este colectivo, sobre todo en las áreas de discapacidad visual y auditiva, no tanto en la física o motora y menos en lo referente a discapacidad intelectual.

Para Jaime Alejandre, las TIC son una pieza fundamental para garantizar la accesibilidad, no sólo para los 4 millones de personas con discapacidad, sino también para los 7 millones de  personas mayores y para el resto de la población “que en algún momento de nuestra vida necesitaremos”.

En su intervención, ha recordado que España es el país con más accesibilidad tecnológica y el primero en regular por ley que las redes sociales sean accesibles para todos. En este sentido, también ha adelantado que antes de que termine la legislatura, el Gobierno aprobará la “Estrategia Española de Discapacidad 2012-2020”. Su objetivo será la eliminación de barreras y servirá para reforzar la necesidad de alianzas público-privadas que impulsen las políticas de discapacidad.

La publicación también muestra que un 85% de las personas con necesidades especiales consideran que las tecnologías de la Sociedad de la Información pueden solucionar sus problemas.
Según los datos, este optimismo es más moderado en temas relacionados con las posibilidades de las personas con discapacidad para participar en la vida política y pública, en la vida cultural y en las actividades de ocio y deporte, y más elevado en áreas como la sanidad o la educación.

Asimismo, la infancia con discapacidad y los colectivos en riesgo de exclusión son los grupos poblacionales que tienen más barreras de accesibilidad tecnológica.

Para Miguel Ángel Valero, profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid y autor del informe, junto al catedrático Rafael Herradón, existe “una brecha interna” dentro del colectivo de la discapacidad.

En este sentido, afirma que “la tecnología es aprovechamiento práctico”, pero que actualmente hay una barrera “muy grande” entre necesidades y oportunidades.

Sobre el catálogo de productos y servicios accesibles en la actualidad, el informe destaca que la mayoría de estos productos están destinados a la autonomía en la vida diaria, seguidos de aquellos dirigidos a educación y formación; y, en último lugar, se sitúan los productos centrados en otros ámbitos como la participación en la vida política y publica.

Por su parte, respecto a la madurez de estos productos y servicios, el documento refleja que la mitad de ellos están comercializados, pero el resto están en desarrollo y muy pocos están patentados o son gratuitos. Además, la gran mayoría de ellos tienen que ver con Internet o telefonía móvil, mientras que en telefonía fija, en acceso a cajeros o en el entorno de la domótica “no se ha hecho tanto énfasis como en las nuevas tecnologías”.

Con todo ello, el texto apunta que los retos son mejorar la comunicación entre asociaciones de discapacidad y empresas, definir mejor el concepto de autonomía personal y trabajar en las tecnologías clásicas, como teléfono fijo, la domótica o los cajeros automáticos. Además, es necesario aumentar la disponibilidad de las tecnologías para la discapacidad intelectual y la infancia con discapacidad.

Para el director de Centac, José Antonio Valverde, este documento es como “una foto que muestra quién tiene las tecnologías, dónde están ubicadas y su nivel de desarrollo”. Se trata, añade, de ver las oportunidades existentes para las empresas del sector y las necesidades prioritarias en el mundo de la discapacidad.

El informe presentado hoy es el primero de la colección de estudios que Centac va a publicar dentro de la Colección Accesibilidad, Tecnología y Sociedad. El segundo de ellos, ya en fase de preparación, será una Guía sobre Normalización en la Accesibilidad de las TIC.