El MICINN refuerza los vínculos entre ciencia y tecnología productiva
20/11/2009
El secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez Alonso, ha acudido a la firma de varios convenios por los que el MICINN destinará, a través del CSIC, hasta 36 millones de euros para la construcción de un edificio que albergará tres centros de elevado perfil tecnológico.

 Fuente:  www.cibersur.com    Fecha :  20.11.2009

Estará situado en el campus de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y según el secretario de Estado significan una ciencia más cercana a la tecnología y a la ingeniería, lo que puede ayudar a mejorar la productividad española.

Se trata de tres centros mixtos cuya puesta en marcha será posible gracias a la colaboración del CSIC y la UPM: Automática y Robótica; Acústica Aplicada y Evaluación no Destructiva; y Seguridad y Durabilidad Estructural y de Materiales. El CSIC aportará hasta 36 millones de euros para la construcción del edificio que los acogerá y que albergará también un centro de servicios que dé apoyo en la gestión de los tres centros de investigación. Por su parte, la UPM cederá el suelo y aportará hasta 12,6 millones de euros para la construcción del inmueble.

El edificio estará situado en el Campus de Valdelacasa (Alcobendas), una de las sedes el Parque Científico y Tecnológico de la universidad madrileña. Ocupará una parcela de casi 40.000 metros cuadrados. Para el secretario de Estado de Investigación, en el refuerzo de los vínculos entre ciencia, tecnología e ingeniería puede estar la solución a algunos de los indicadores en los que España es deficitaria, como el registro de patentes. “Para que la ciencia española dé ese salto cualitativo que la lleve hasta el tejido productivo y la realidad social, debemos revalorizar el conocimiento tecnológico y potenciar laaparición de más científicos y tecnólogos”, ha afirmado.

Las investigaciones que van a realizarse en los tres centros, ha recordado Martínez Alonso, permitirán en última instancia avances tan importantes para la ciudadanía como electrodomésticos que faciliten la vida diaria, ultrasonidos para diagnosticar mejor las enfermedades, o edificios y automóviles más seguros. “Ahora algunos de estos avances que vamos conociendo parecen ciencia ficción, pero también lo eran en su momento las vacunas o la física cuántica, y gracias a ellos se salvaron vidas y la civilización avanzó”, ha afirmado.