Multitasking: los peligros de estar en todo
21/06/2011
Multitasking es realizar más de una tarea a la vez, siendo “eficientes” y “economizando tiempo"

Fuente:  www.equiposytalento.com   Fecha:  21.06.2011

Adquirir nuevas habilidades se ha convertido hoy en toda una necesidad; principalmente porque la información está viajando a gran velocidad y además en tiempo real recibimos comunicación desde diferentes plataformas como correo electrónico, messenger, teléfono móvil, videoconferencias, fax, redes sociales etc.

Estas nuevas destrezas tienen que ver con reaccionar a gran velocidad, pensar y responder al mismo tiempo como lo hace un ordenador, ser capaces de tomar café, leer infinidad de mails, atender una llamada telefónica y pensar en una propuesta para un nuevo cliente. Es decir, ser “multitasking”.

El término multitasking surge de la informática y se relaciona al momento en el que la CPU ejecuta de manera independiente dos procesos diferentes. Teniendo en cuenta esto, podemos decir que multitasking corresponde a la acción de realizar más de una tarea a la vez, siendo “eficientes” y “economizando tiempo”.

Actualmente, para muchas empresas es una ventaja contratar personal que posea estas características, ya que pueden estar en diferentes canales y al mismo tiempo ser muy productivos. Para quienes se consideran personas multitask este beneficio puede traerles muchas oportunidades laborales, pero ¿realmente es un beneficio que ofrece sus frutos a largo plazo?

La respuesta es no, paradójicamente a las ventajas profesionales que una persona puede tener por ser multitask, puede acarrearle daños a su memoria y salud, sumado a la baja calidad que podría ofrecer en sus trabajos, debido a que, al estar haciendo varias actividades al mismo tiempo, ninguna de estas tareas se ejecuta con la atención debida.

Investigadores de la Universidad de California (UCLA) descubrieron que el comportamiento multitasking crea una lucha entre dos partes del cerebro. Al realizar múltiples actividades, se da una batalla entre el hipocampo, que es el encargado de guardar y hacernos recordar información y el telencéfalo, que se encarga de las tareas repetitivas, dando como resultado que al ejecutar diversas tareas se tendrá mayor dificultad para recordar las cosas que se acaban de hacer.

Los padecimientos relacionados con el estrés y que algunas personas multitareas presentan son: insomnio, ansiedad, dolor de cabeza, gastritis, colitis, irritabilidad, mal humor, tensión muscular, entre otros.

Esto sólo es a nivel corporal y de salud, pero en el aspecto profesional también la empresa puede verse afectada -a veces sin saberlo- con una persona multitask, ya que un empleado con estas características tarda en aprender, está fatigado constantemente, no es productivo en el largo plazo y finalmente, le es poco factible establecer prioridades, ya que al hacer tantas cosas al mismo tiempo pierde la noción de cuáles son las actividades más y menos importantes.

¿Qué se puede hacer para evitar caer en este síndrome?
Desenchúfate: Si estás en una reunión es imprescindible que te desconectes de cualquier dispositivo electrónico que pueda distraerte. Procura enfocar tu atención únicamente en la junta y en el objetivo de ésta.
También las empresas deben permitir que sus empleados tengan horas de descanso para que estén alejados de correos electrónicos o llamadas que pueden alterar estos momentos.

Priorizar: haz una lista de todas las tareas que tengas que realizar y clasifica en urgentes, menos urgentes y no urgentes. Comienza por las primeras.

Una a la vez: recuerda que antes de comenzar con una tarea nueva es indispensable que hayas terminado la que estabas desarrollando antes. Es mejor terminar una actividad con calidad que hacer muchas a la vez y a medias.

Concéntrate: procura estar alejado de todas las distracciones que puedes tener durante el día, si en tu empresa tienes acceso a las redes sociales, dedica espacios breves y específicos durante el día para revisarlas. Evita estar pendiente de todas las notificaciones que te llegan durante la jornada laboral.

Javier Caparrós, country manager de Trabajando.com España, asegura que, “es indispensable ser una persona muy activa en el trabajo para un resultado óptimo en la oficina, sin tener la obligación de convertirse en una persona multitask. Es difícil evitar involucrarse en el avance tecnológico; el día a día demanda que se trabaje mucho más rápido a un menor coste. Aun así, es necesario tener en cuenta que la salud se pueda ver afectada al querer realizar varias funciones a la vez. A corto plazo, puede resultar productivo estar en varios canales, pero a la larga el precio puede ser alto, es mejor trabajo de calidad que trabajo a medias”.