Muy pronto los viajes de negocios se verán anticuados
13/09/2011
La tecnología ya está preparada (tablets, videoconferencias…etc) ¿Por qué no arrancamos del todo?

Fuente:  www.equiposytalento.com   Fecha:  13.09.2011

Los empleados esperan importantes cambios en su entorno físico laboral para 2020

Una investigación mundial ha revelado que los empleados esperan importantes cambios en su entorno físico laboral para 2020. El análisis, llevada a cabo por Global WorkPlace Solutions, también afirma que los propios empleados esperan pasar mucho tiempo trabajando en equipo, en espacios comunes que incorporen tecnologías colaborativas.

Tras entrevistar a más de 1.700 personas en siete países del mundo, el estudio afirma que tan sólo un tercio de los trabajadores usarán el teléfono fijo y menso del 30% seguirá utilizando las salas de reuniones tradicionales. Mientras, casi la mitad de los encuestados prevé la utilización de la videoconferencia tridimensional en 2020, lo que permitiría a los usuarios percibir la profundidad en pantalla con el fin de obtener una imagen más realista.

El director de Global WorkPlace Innovation, Dr. Marie Puybaraud, valora los resultados de su estudio en una entrevista en exclusiva para Equipos&Talento.

Según los resultados del estdudio, en menos de 10 años las oficinas van a sufrir fuertes cambios. Se podrán soportar equipos más grandes tecnológicamente pero ¿Lo soportaremos también socialmente?
Por supuesto que se podrán soportar socialmente. Las nuevas tecnologías ayudan en la creación de un entorno más colaborativo, a la vez que se promueve el compartir información. Los empleados prevén que van a pasar mucho tiempo trabajando en equipo, en espacios comunes que incorporen tecnologías colaborativas, como pantallas digitales interactivas, superficies táctiles y videotransmisiones en directo desde cualquier parte del mundo.

La tecnología ya está preparada (tablets, videoconferencias…etc) ¿Por qué no arrancamos del todo?
A día de hoy, muchas tecnologías colaborativas están vistas como caras y complejas, pero esto cambiará drásticamente en los próximos años. Mientras la colaboración se amplía el número de productos en el Mercado crecerá y sus precios bajarán situándolos como una opción más factible para muchos negocios.

Uno de los retos de las compañías es asegurar que sus redes internas de ordenadores y sistemas de seguridad pueden acomodar tecnologías del “consumidor”, pero están aún protegidas. Otro reto actual es el hecho que la banda ancha no es lo suficientemente rápida para soportar nuevas tecnologías, como video conferencias y búsquedas intensivas en Internet.

Lo que es de igual importancia es invertir en un apropiado entrenamiento y educación en colaboración efectiva, para que los empleados estén preparados para usar nuevas tecnologías.

¿Cree que estos nuevos “métodos” de trabajo perjudicarán el contacto directo con los compañeros de oficina?
El propósito de la oficina será proveer un ambiente que permita la colaboración entre empleados. Aunque, ninguna de éstas reemplazará la interacción humana, mejorará las relaciones que tenemos en el trabajo. De hecho, con las vídeo conferencias cada vez más realistas, la capacidad de ser un fuerte comunicador cara-a-cara será tan importante como lo es hoy.

¿Cuál es el cambio que debe asumir la sociedad española en este sentido, desde hoy?
Sobre un 30% del espacio de oficinas hoy en día está dedicado al trabajo colaborativo, con el restante 70% reservado para individuales. Lo contrario se hará realidad en 2020 – el 70% del espacio de trabajo será para colaboración, por lo que habrá un importante cambio en cómo la oficina está planteada y asignada.

Sabemos que el uso frecuente de videconferencia aumentará de un 18% actual a un 51% en 2020, de igual manera que los espacios con tecnologías colaborativas incorporadas serán más del doble del 52%. Esto significa que las empresas españolas necesitarán dirigir estos cambios en el diseño y asignación del espacio de la oficina, dar el tiempo necesario a los empleados para actividades intensivas de conocimiento, junto con capacidades de red mejoradas y tecnologías colaborativas.

¿Vamos hacia un mundo “irreal”?
La palabra irreal no es muy correcta. Vamos hacia un futuro donde la tecnología se convierte en un habilitador y conductor de la colaboración y por lo tanto de la productividad y la creatividad. La mayoría de los empleados serán capaces de realizar muchas de sus tareas desde el hogar u otro lugar, por lo que el futuro propósito de la oficina será proveer un ambiente que permita a los empleados añadir valores significativos a través de nuevos procesos de negocios potenciados por la colaboración. Muy pronto los días de espera en que los empleados viajen para simplemente sentarse en un ordenador, serán vistos como muy anticuados.