Las 10 fuerzas que transformarán el mercado de servicios TI
10/09/2010
Hiperdigitalización, globalización, consumerización, cloud computing, BI, seguridad y privacidad, componentización, hipercompetición, cadena de valor e hiperverticalización. Estas son, según Gartner, las 10 fuerzas que están llamadas a redefinir el mercado de servicios TI.

Fuente:  www.computing.es   Fecha:  10.09.2010

Gartner ha publicado un informe en el que identifica 10 fuerzas que están llamadas a impactar en las tácticas y las estrategias de las organizaciones en relación con los servicios TI y el outsourcing. La consultora considera muy extensa la influencia de estas fuerzas ya que, como indica el vicepresidente de Investigación de Gartner, Benjamin Pring, “los compradores, los proveedores y los inversores en el mercado de servicios TI afrontan la misma confluencia de fuerzas comerciales y tecnológicas, incluso aunque sus inquietudes y planteamientos pueden diferir”. A saber:

 
1.- Hiperdigitalización. Gartner entiende este concepto como la manifestación acelerada del impacto de las TI. La digitalización describe las partes de la economía en las que el “producto” o “servicio” es un contenido completamente, o casi completamente, digital. Esta proporción de la economía está creciendo significativamente de forma más rápida que los aspectos “físicos” de ésta y constituye, por tanto, una parte esencial de la economía global. El impacto es dominante e influencia la vida personal y social, acelerando la actividad económica, comercial y política. De hecho, se estima que en 2010 alrededor de una cuarta parte del producto nacional bruto global será generado por la fuerza de la actividad digital.

2.- Globalización.

3.- Consumerización

4.- Cloud computing

5.- Tecnología inteligente

6.- Seguridad y privacidad.

7.- Componentización.

8.- Hipercompetición.

9.- Cadena de valor

10.- Hiperverticalización.
 
En este escenario, Gartner considera clave el rol de CIOs y CEOs. Y es que, como advierte la vicepresidente y analista de Gartner, Allie Young, “el papel que jueguen tanto los responsables de TI como dos ejecutivos será más importante que nunca para ayudar a sus respectivas organizaciones a afrontar las actuales fuerzas del mercado y a aplicar con éxito las nuevas normas”.
 
La profunda especialización en procesos subverticales constituirá un imperativo para el éxito comercial en el nuevo escenario de una provisión alternativa de servicios. El producto conocimiento de los productos y de la industria se aplicará a los subverticales. Y la fórmula para el éxito futuro, es decir, las soluciones microverticalizadas, conducirá inexorablemente a la fragmentación del mercado. No obstante, esta fragmentación generará innovación, incrementará las posibilidades de elección de los compradores y supondrá un valor diferencial de las soluciones pre-construidas.
. La cadena de valor de los servicios redefinirá la competición y el modo en el que se consume y pagan los servicios TI. Surge una nueva máxima respecto al futuro de la provisión de servicios. Y es que el conjunto es mayor que la suma de las partes. Las organizaciones deben ser más hábiles a la hora de examinar a los socios de sus proveedores y sus cadenas de valor. En la nube, la cadena de valor no es unidimensional y es necesario, por tanto, evaluar la red de proveedores por su especialización. Las cadenas de valor de los servicios emularán las prácticas visionarias de otras industrias.
La hipercompetición se refiere esencialmente a un mercado de compradores de servicios TI, en el que coexiste una combinación de factores que expande la toma de decisiones en base al coste. La hipercompetición conduce a acuerdos de menor coste, pero la amenaza real reside en la sostenibilidad de estos acuerdos. Las realidades de la economía crean un mercado a corto plazo para los compradores, pero también un problema a largo plazo tanto para los compradores como para los proveedores.
Cada vez más elementos de las TI pueden verse como un componente (parte constituyente, elemento, ingrediente) de una aplicación o sistemas TI más amplio. La noción de objetos reutilizables se convertido en una realidad en tanto en cuanto Internet crea una plataforma en la que los usuarios pueden configurar componentes TI pre-construidos frente a la alternativa de empezar constantemente desde cero en cada nuevo proyecto TI.
A medida que las actividades migran hacia Internet y la nube, y se acelera la tendencia hacia la hiperdigitalización, se incrementa la necesidad tanto de elevar la seguridad de la experiencia como de clarificar los derechos de privacidad de los usuarios individuales y corporativos. Las brechas de seguridad y privacidad tienen multitud de ramificaciones, tanto desde el punto de vista financiero como desde la perspectiva de confianza de los consumidores. Aunque algunas personas argumentan que los incidentes de robo de identidiad y hackeo de tarjetas de crédito no han detenido el crecimiento de Internet en los últimos 15 años, resulta difícil luchar contra la noción de que es necesaria más inversión y más regulación para asegurar que la próxima ola de migración a la nube tenga consecuencias globales positivas.
. Después de décadas de inversión en TI, muchas organizaciones aún sienten que su habilidad para generar una verdadera visión del negocio capaz de elevar su capacidad para competir en el mercado no es tan efectiva como podría y debería ser. La inteligencia de negocio, la analítica, el reconocimiento de patrones y las soluciones inteligentes constituyen el nuevo vocabulario de valor de las TI; las nuevas iniciativas relacionadas con las TI que no encajan en este marco serán cada vez menos atractivas para las organizaciones que no están interesadas en “más TI por TI”, sino en las “TI por el negocio”.
. Gartner define cloud computing como un estilo de computación en el que las capacidades TI de escalabilidad y elasticidad se proveen como un servicio a usuarios externos utilizando las tecnologías de Internet. Dada la interacción entre la comoditización y la estandarización de tecnologías, la virtualización, el ascenso de las arquitecturas software orientadas a los servicios y, aún más importante, el espectacular crecimiento en popularidad y uso de Internet y la web, ha surgido una discontinuidad que abre una nueva oportunidad para definir la relación entre los usuarios de los servicios TI y aquellos que los proveen. Esta discontinuidad implica, de acuerdo con Gartner, la habilidad para proporcionar servicios especializados en TI que ahora pueden emparejarse con la habilidad para facilitar dichos servicios de una forma industrializada y dominante. La realidad de esta implicación radica en que los usuarios de servicios relacionados con las TI pueden centrarse en el valro que éstos les proporcionan y no tanto en el modo en cómo éstos se implementan.
. El neologismo consumerización se refiere no sólo a la aceleración de la tecnología orientada al consumidor y a los comportamientos vitales de las personales, sino también a la introducción y expansión de dichas tecnologías en las estrategias TI empresariales. El comportamiento de los consumidores tendrá el poder de redefinir el modo en que las empresas TI trabajan; traerá nuevas y variadas expectativas para las TI que, a nivel tecnológico empresarial, deben ser reconocidas y desarrolladas. El creciente poder de compra de los consumidores y el uso de las TI (acceso a la información) forzará a los sectores verticales a adoptar nuevas tecnologías y crear nuevos productos que encajen mejor con las necesidades de los consumidores. Las organizaciones deben responder a la siguiente pregunta: “¿hacen peligrar los modelos y el outsourcing TI de la vieja escuela los requerimientos futuros de estar sincronizados con los clientes internos y los consumidores?. La consumerización dictará los estándares de acceso y usabilidad TI.
La globalización constituye la fuerza fundamental de cambio de las actividades de provisión de servicios TI y competencia empresarial en casi la práctica totalidad de los mercados verticales, y por la cual las economías, de alguna manera, se forman. La globalización altera la perspectiva de todos los aspectos de los negocios, desde los partners a los proveedores y clientes, pasando por la cadena de aprovisionamiento, la tecnología y el trabajo. Todos los negocios deben adoptar la noción de la globalidad y, de la misma forma, las estrategias TI tienen que ser globales, lo que significa sacar partida de las TI a la hora de superar las limitaciones físicas y de explotar una conjunto global de recursos laborales para conseguir energía e innovación en escala.