El 46% de los directores de tecnología españoles es miembro del comité de dirección (33% en el mundo)
02/11/2009
Las empresas no aprovechan adecuadamente la información de que disponen. Por esta razón, implantar herramientas de análisis avanzado de la información de negocio es prioritario para ellas.

Fuente:   www.mkm-pi.com    Fecha:   02.11.2009

Esta es una de las conclusiones del Informe Global sobre Directores de Tecnología 2009, la mayor encuesta realizada hasta ahora a través de entrevistas personales a más de 2.500 directores de tecnologías de la información (TI) de 78 países (97 entrevistas en España). Concretamente, el 83% de los participantes en el estudio identifica la implantación de las herramientas de gestión y análisis de la información como una de sus prioridades para aumentar la competitividad de su organización. Este tipo de herramientas procesan, estructuran y analizan grandes cantidades de datos y extraen conclusiones de éstos que ayudan a tomar decisiones adecuadas para el negocio.

Sin embargo, a pesar de su gran utilidad, el uso de este tipo de herramientas todavía no está generalizado en las empresas, como se pone de manifiesto en otro informe elaborado por IBM que desvela que, 8 de cada 10 directivos encuestados toman decisiones a partir de información incompleta o en la que no confían plenamente, y 1 de cada 2 directivos no tiene acceso a la información que necesita para hacer su trabajo.

Por otro lado, la utilización de este tipo de herramientas permite que el director de tecnología adquiera un papel más relevante dentro de la empresa y actúe, no sólo como experto en la gestión de tecnologías, sino también como agente que participa en la transformación del negocio.

Innovación

En el estudio también se analiza la agenda de trabajo de los directores de tecnología. De acuerdo con la encuesta, estos profesionales dedican el 40% de su tiempo (el 38% en España) a actividades de innovación y crecimiento del negocio y el resto a las tareas habituales de gestión de infraestructuras y operaciones. Estos datos demuestran la tendencia de los directores a ocuparse de actividades más estratégicas para el negocio y, por tanto, un cambio en su papel dentro de la empresa. Según se desprende del estudio, este cambio se está consiguiendo gracias a la implantación de infraestructuras estandarizadas que son más fáciles de gestionar, lo que permite que estos directivos tengan más tiempo para dedicarlo a los proyectos de innovación.

En este sentido, el 76% del total de los encuestados está pensando desarrollar, en los próximos cinco años, proyectos que incrementen el grado de centralización de su infraestructura, al tiempo que la mitad de los encuestados va más allá y quiere extender está estandarización a los procesos de negocio. Si comparamos esos datos con los de nuestro país, se observa que en España existe una mayor preocupación por la centralización de infraestructuras (88% de los encuestados va a desarrollar proyectos en los próximos cinco años), aunque la estandarización de procesos sigue siendo una prioridad (47%).

Otra cuestión que demuestra cómo se está fortaleciendo el papel del director de tecnología es el gran nivel de integración de las tecnologías con el negocio (un 83% de los encuestados afirma que su negocio está integrado “siempre o en ocasiones” con el negocio). En España este porcentaje es alto también, aunque inferior a los índices mundiales (70%).

Tecnología

De acuerdo con el estudio, la alta dirección considera que la tecnología es relevante para el negocio (según el 64% del total de los encuestados las TI son críticas para el éxito de la empresa). Llama la atención como en España se concede aún más importancia a las TI, ya que este porcentaje se eleva al 74%. Además, en el caso de España los directores de tecnología tienen mayor presencia que el resto en los comités de dirección (el 46% es miembro del comité de dirección, frente al 33% en el mundo).

“Los directores de tecnología están cada vez más centrados en abordar iniciativas que les permitan reducir los recursos que dedican a la gestión de la infraestructura interna, con el fin de poder llevar a cabo otros proyectos de transformación más ligados al crecimiento del negocio”, afirma Jaime Arrazola, director de los servicios de Tecnología de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. “Por esta razón, uno de sus retos actuales es introducir herramientas de análisis de la información, un ejemplo de cómo el uso de la tecnología puede dotar a las empresas de más ‘inteligencia’ para mejorar la toma de decisiones en todos los niveles de la empresa”, añade.

“La función del director de tecnología ha evolucionado desarrollando dos facetas, ambas necesarias y complementarias: por un lado, va adquiriendo una actitud visionaria, aportando ideas y estrategias que contribuyan a la transformación y la expansión del negocio. Por otro, debe ser pragmático, gestionando las tecnologías con un objetivo de control de costes y mejora continua del servicio”, señala David Soto, vicepresidente de IBM Global Business Services España, Portugal, Grecia e Israel.

Retos

El 90% de los directores de tecnología prevé que, en el futuro, se produzcan cambios sustanciales en el área de TI. Cabe destacar, que los CIOs españoles se sienten más preparados que el resto de los países para acometer estos cambios porque han tenido más éxito anteriormente: en España el 85% de los CIOs están satisfechos o muy satisfechos con sus procesos de cambio en el pasado.

Continuando con el análisis de las prioridades de los directores de tecnología, el informe también identifica la seguridad y fiabilidad de los datos como otro aspecto clave para el negocio. De hecho, el 71% de los encuestados tiene previsto realizar inversiones adicionales en gestión del riesgo y cumplimiento de normativas.

Los aspectos relacionados con la eficiencia energética siguen siendo prioritarios ya que el 76% de los encuestados tienen previsto realizar proyectos de virtualización con este propósito.

En el estudio, los directores de tecnología también indican que están trabajando ahora o desean hacerlo en el futuro en iniciativas relacionadas con comunicaciones unificadas, arquitecturas orientadas a objetos (SOA), gestión de servicios y cloud computing.

Datos del informe

Este estudio forma parte de la serie de informes -IBM C-Suite Study- que publica el IBM Institute for Business Value con el fin de analizar con profundidad las prioridades de los directores generales de las empresas, así como los máximos responsables de finanzas, tecnología y recursos humanos.

El informe se ha elaborado tras realizar más de 2.500 entrevistas personales (97 entrevistas en España), entre los meses de enero y abril de 2009. Posteriormente, IBM ha tratado los datos con sus métricas financieras y herramientas de análisis estadístico.