Un 60% de las empresas está adaptando sus infraestructuras de TI para incorporar los dispositivos personales de los empleados
27/01/2012
Avanade ha anunciado el lanzamiento de su último estudio, ‘Disipando seis mitos sobre la consumerización de las TI’, basado en una encuesta realizada a más de 600 altos directivos de negocio y de TI en 17 países.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  27.01.2012

El informe cuestiona las creencias más comunes sobre la consumerización de las TI – incluyendo las consideraciones de los ejecutivos de que la ‘Generación Y’ (o Millenials) son su principal motor, las preferencias de los empleados en cuanto a las marcas, y la indecisión de los directivos a sumarse a la tendencia. El estudio también pone de manifiesto un cambio imparable en el uso de las tecnologías de consumo en el lugar de trabajo y las importantes inversiones que se están realizando en TI para gestionar esta tendencia. A nivel mundial, el 88 por ciento de los ejecutivos indica que los empleados están utilizando actualmente sus propios dispositivos tecnológicos personales para usos laborales.

Mucho se ha hablado sobre el hecho de que las empresas están aplicando políticas ‘trae tu propio dispositivo’ (‘bring your own device’-BYOD) para adaptarse a los empleados más jóvenes y atraer a los mejores aspirantes. Sin embargo, según las respuestas de los ejecutivos, permitir tecnologías de uso personal en el lugar de trabajo no es una herramienta potente en la captación y retención de talento. Menos de un tercio (32 por ciento) de los directivos ha modificado sus políticas para hacer su empresa más atractiva para los empleados más jóvenes. Incluso menos (el 20 por ciento) cree que permitir tecnologías y dispositivos personales en la empresa ayudará en los procesos de contratación y los esfuerzos de retención de empleados.

De hecho, cuando se les preguntó sobre el impacto de las tecnologías y dispositivos personales en la cultura empresarial, la mayoría de ejecutivos (58 por ciento) respondió que el mayor beneficio era la capacidad de los empleados para trabajar desde cualquier lugar, seguido de una mayor disposición de los empleados para trabajar fuera del horario laboral (42 por ciento).

“Para los directivos, la consumerización de las TI tiene más que ver con la forma en la que los empleados trabajan que con los propios trabajadores”, indica Tyson Hartman, Chief Technology Officer en Avanade. “Nuestro estudio muestra que la productividad y el acceso desde cualquier lugar se valoran mucho más por los ejecutivos que la mejora de la motivación del personal u otorgar mayores responsabilidades a los empleados jóvenes”.

Aunque la cobertura por parte de los medios ha convertido los iPhone y iPad en sinónimos de la consumerización de las TI, el estudio de Avanade expone que, aunque Apple es efectivamente un factor en la consumerización de las TI, está muy lejos de ser el único motor de esta tendencia. Según los directivos de negocio y TI, los dispositivos personales más populares utilizados en las empresas son los smartphones Android y Blackberry así como los ordenadores portátiles Apple.

Otro mito relacionado es que estos dispositivos se están utilizando para leer correos y navegar por las redes sociales. Sin embargo el estudio de Avanade reveló un gran cambio en la forma en que los empleados están utilizando sus dispositivos personales en la empresa. Los empleados han evolucionado más allá del simple consumo de contenido –revisar el correo o entrar en Facebook- y usan cada vez más aplicaciones empresariales de misión crítica.

Al preguntar a los encuestados que aplicaciones y servicios estaban utilizando sus empleados, mencionaron las dedicadas a la gestión de la relación con clientes –CRM- (45 por ciento), aplicaciones de seguimiento de gastos y horas (44 por ciento) y de planificación de recursos para la empresa –ERP- (38 por ciento).

El profesor Lee Newman, Decano de Ciencias Sociales y del Comportamiento en IE University e IE Business School en Madrid, comenta: “El ritmo acelerado de los negocios hoy en día requiere que los empleados piensen y tomen decisiones en plazos cada vez más ajustados. Los dispositivos móviles y otras tecnologías tienen la capacidad de promover nuevas formas de trabajo que puedan impulsar la innovación, aumentar la efectividad de los empleados e influir de forma positiva en la base de la organización. Las tecnologías de uso personal están fomentando nuevos comportamientos y mejorando la calidad en la toma de decisiones al ofrecer de forma inmediata acceso a la información, a la colaboración virtual y a las redes de expertos y segundas opiniones. En particular para las nuevas generaciones, la tecnología se ha convertido en una parte intrínseca de la forma en que la gente trabaja y piensa. Una toma de decisiones más efectiva puede resultar una herramienta oculta y muy poderosa para obtener ventaja competitiva, y las empresas que sean capaces de adaptarse rápidamente y gestionar las nuevas tecnologías de uso personal en los lugares de trabajo, se encontrarán en una mejor posición para utilizarlas en su propio beneficio”.