La nube se instala en la oficina
13/07/2011
La nube ha dejado de estar en los cielos para instalarse en nuestras vidas digitales en tan sólo dos años. Por ello, se ha abierto una interesante oportunidad para los negocios que además promete sostenibilidad medioambiental y empresarial. Así, el cloud computing será una tendencia a medio y largo plazo que nadie debe perder de vista.

Fuente:  www.cibersur.com  Fecha:  13.07.2011

 En nuestro país se está adoptando a una gran velocidad esta corriente tecnológica, según lo confirma una encuesta de VMWare, realizada a más de 1.600 responsables europeos de tecnología, que coloca a España por encima de la media europea. Y es que en el ámbito continental un 60% de las pequeñas y medianas dispone de infraestructuras o aplicaciones en la nube, mientras que en el territorio patrio, este índice asciende al 77%.

Pero sin duda, el estudio arroja un importante mensaje para quienes vayan a dedicarse al desarrollo de infraestructuras en este campo, ya que se constata una relación directa entre la virtualización y la capacidad de las compañías de utilizar las soluciones de cloud computing. De hecho, las empresas virtualizadas cuentan con, al menos, el doble de infraestructuras en la nube que las que no han comenzado a incorporar estos servicios todavía.

Por este motivo, España es un buen caldo de cultivo para la nube, ya que este informe desvela que, en nuestro país, se alcanza una penetración del 81% de la virtualización de infraestructuras, frente al 73% de las Pymes europeas. Así, el 79% de las Pymes que han trasladado alguna aplicación o infraestructura a la nube habían virtualizado previamente, pero sin duda los CIOs y empresarios lo confirman: el 86% de las empresas que disfrutan de aplicaciones en la nube consideran que el hecho de haber virtualizado previamente hizo más sencillo el viaje a la nube.

Seguridad en la nube

Al hilo de la seguridad, hay que resaltar la escasa publicidad que se hace de la misma cuando se presentan los proyectos cloud. Ponemon Institute y CA Technologies han lanzado la voz de alarma, después de comprobar que, sólo se asigna aproximadamente el 10% de los recursos TI a la seguridad y el control, por parte de los proveedores. Según el estudio, titulado "Security of Cloud Computing Providers", los proveedores de cloud se centran más en proporcionar las ventajas de coste y rapidez de implantación, dos de las principales razones citadas para migrar a cloud computing.

"Si el riesgo para la seguridad es mayor que los beneficios potenciales de ahorro de costes y de agilidad, podríamos llegar un punto de ’estancamiento del cloud computing’, en el que la adopción se ralentice o se detenga, hasta que las organizaciones crean que la seguridad cloud es tan buena o mejor que la seguridad de sus propios sistemas", señala Mike Denning, director general de Seguridad en CA Technologies.

Cloud e información

IDC sostiene que la información digital en el mundo crecerá más del doble cada dos años, con una impresionante cifra de 1,8 zettabytes creados y replicados al término del año corriente.

Por ello, augura que durante la próxima década, los departamentos de TI de todo el mundo experimentarán un crecimiento radical que multiplicará por 10 el número de servidores virtuales y físicos y logrará que crezca 50 veces la cantidad de información que se deberá gestionar.

En el orden del cloud, el estudio "Extracting Value from Chaos" de IDC, aclara que, a pesar de que la informática en la nube representa menos del 2% del gasto actual en TI, en 2015 casi el 20% de la información pasará por las manos de los proveedores de servicios de informática en la nube, lo que significa que en alguna parte del viaje del byte, desde su origen a su eliminación, la información se almacenará o procesará en la nube y, con toda seguridad, hasta un 10% permanecerá en la nube.

Este informe habla también de un concepto desconocido para los usuarios, muy relacionado con el cloud, como es la sombra digital, que tiene mente propia, según IDC, y afirma que la cantidad de información que crean los particulares (con fotos, documentos o descargas) es mucho menor que la cantidad de información creada sobre ellos mismos en el universo digital.