Las nuevas economías dan más libertad tecnológica en el trabajo
07/12/2011
Los empleados en las economías de crecimiento rápido tienen más libertad sobre la tecnología que usan para trabajar que sus homólogos en los países desarrollados, y es más probable que sus empresas les den dispositivos como bonificación, según un estudio.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 7.12.2011

La llamada 'consumidorización' de la tecnología de la información (TI) - la migración al puesto de trabajo de la tecnología que los empleados usan en casa - es un fenómeno mundial, pero es mucho más pronunciada en China y Brasil que en Estados Unidos, Reino Unido o Francia, según el estudio de la empresa de estudios de mercado TNS encargado por el fabricante de ordenadores Dell.

Mientras el 59 por ciento de los empleados en China dijeron que podrían influir a la hora de escoger el dispositivo que usan para el trabajo, en Reino Unido esta cifra era solo del 27 por ciento, agregó.

Dos tercios de los trabajadores chinos estaban deseosos de usar el mismo dispositivo para uso personal y laboral, mientras que en Reino Unido solo el 29 por ciento prefería hacerlo. Los trabajadores de las economías desarrolladas son más partidarios de mantener el trabajo y la vida privada separados.

Británicos, franceses y brasileños son los que menos se pueden relajar después del trabajo - un 46 por ciento de los sondeados en cada país dijo no poder hacerlo. En Estados Unidos la cifra era menor, con un 35 por ciento, y en México, un 36 por ciento.

En general, se halló que el sector privado es más abierto en cuanto a opciones tecnológicas que el sector público, y que las pequeñas empresas son más flexibles que las grandes.

'El mundo en vías de desarrollo tiene mucho más aspiraciones sobre la tecnología, lo ve como algo más que una herramienta corporativa, y tiene mucho más entusiasmo', dijo Stephen Murdoch, director del negocio de grandes empresas y sector público en EMEA.

'Creíamos que habría mucho más interés por parte del ambiente laboral más maduro. Se trató en gran parte de poder trazar una línea entre el trabajo y la vida privada', explicó a Reuters.

La 'consumidorización' de la TI está erosionando la amplia base de consumidores corporativos que tienen proveedores de tecnología como Microsoft y el fabricante de la BlackBerry Research in Motion, en beneficio de Apple, Google y otros.

A medida que los consumidores se vuelven más expertos en el uso de la tecnología y tienen más dispositivos en casa, es menos probable que toleren las decisiones adoptadas por los gestores de TI, que suelen hacerse por conveniencia y efectividad de costes y son lentas a la hora de responder a las tendencias en los mercados.

El estudio halló que el 43 por ciento de los empleados a nivel mundial dijo que los problemas de TI son una frustración habitual. Aquellos en grandes empresas, el sector de medios de comunicación y los más jóvenes son los que más suelen quejarse de estas frustraciones.

Además, el 43 por ciento de los empleados en todo el mundo se sentía presionado para trabajar más horas. Sólo tres de cada cinco dijo que podía hacer su trabajo en el horario habitual de oficina de 9 a 5.

Más de la mitad de los encuestados dijeron que tenían libertad para descargarse programas para mantenerse al día de la última tecnología. México, con el 82 por ciento de los trabajadores, y China, con el 79 por ciento, encabezaban la lista, mientras que solo el 37 por ciento de los británicos decía tener permiso.

TNS Global llevó a cabo 8.360 entrevistas de 20 minutos para el estudio elaborado en Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, Francia, India, Japón, México y Reino Unido en octubre de este año