Nuevo impulso del Gobierno a las TIC y a la Sociedad de la Información
22/02/2011
En esta firma invitada, Bernardo Lorenzo, Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, habla de la decidida apuesta del Gobierno por las tecnologías en esta época de crisis económica.

Fuente: http://www.computing.es  Fecha: 22.02.2011

A nadie se le escapa a estas alturas que las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (las TIC) han pasado a formar parte integral de nuestras empresas, de nuestra Administración y de nuestras actividades sociales, tanto de ocio, como de acceso a la información y de comunicación. Por todo ello, el Gobierno español viene apostando decididamente por estas tecnologías. En la época de crisis económica en la que nos encontramos, creemos que van a jugar un papel más preponderante, si cabe, para la creación de nuevas actividades basadas en el conocimiento, y que van a constituirse en herramientas indispensables para optimizar la utilización de los recursos naturales escasos y para garantizar la sostenibilidad del desarrollo económico.

El esfuerzo sin precedente en los países de nuestro entorno y los numerosos recursos dedicados en los cinco últimos años al desarrollo de la Sociedad de la Información (SI) por el Plan Avanza revelan un progreso evidente. Gracias a este plan, que ha sido el catalizador de un cambio de mentalidad, España es ya una Sociedad en Red, habiéndose creado una masa crítica en términos de usuarios, mercados, aceptación generalizada de las TIC y cobertura de servicios. Los más de 8.000 millones de euros que el Gobierno ha invertido entre 2005 y 2010 -a los que hay que sumar otros más de 4.000 millones movilizados por el sector privado, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales- no han caído, pues, en saco roto.

Los datos más significativos que muestran el avance de la SI son los siguientes:
Tenemos ya prácticamente 27 millones de internautas, más del doble que en 2003.
La cobertura de banda ancha alcanza el 99% de la población, una de las más elevadas del mundo.
El porcentaje de banda ancha fija en empresas (sobre el total de las mismas) era a principios de 2010 del 95,45%, muy por encima del 85% de la media europea.
El número total de líneas de banda ancha fija era en octubre de 2010 de casi 10,5 millones, un 8,6% más que un año antes, lo que supone una penetración del 22,3%.
En enero de 2010 había 10,6 millones de usuarios activos de banda ancha móvil, lo que supone una penetración del 23,1%, algo superior a la de la banda ancha fija y superior a la media de la UE (21,3%).

Asimismo, debemos destacar la posición de liderazgo alcanzada por nuestro país en algunas áreas específicas de la SI, en concreto en el establecimiento y utilización de los servicios públicos de la Administración electrónica y en la implantación del DNI electrónico (DNIe). Actualmente, el 97% de los servicios de la Administración General del Estado son accesibles por Internet, por encima de la media de la UE. A ello ha contribuido sin duda el impulso dado al DNIe, con más de 19 millones expedidos, cifra que nos sitúa en la vanguardia mundial en este campo y que constituye un pilar fundamental para conseguir que las Administraciones incorporen de manera aún más intensa las TIC en su relación con los ciudadanos.

Además de lo anterior, es justo destacar el enorme esfuerzo realizado -con la contribución activa de otras Administraciones y todo el sector- para completar con éxito el tránsito a la televisión digital terrestre (TDT), proceso que finalizó el 3 de abril de 2010 -adelantándonos dos años a la fecha propuesta por la UE y a países como Reino Unido, Francia o Italia, países que han sido referencia en los cambios tecnológicos- y que no ha sido más que un primer paso en la evolución que nos espera en materia de televisión digital.

A pesar de la crisis económica, nos encontramos en una situación inmejorable para continuar con este esfuerzo inversor en TIC, apostando por la SI y potenciando al máximo el impacto y uso de estas tecnologías. Pero ahora debemos orientar nuestros esfuerzos a asentar un nuevo modelo económico y social, basado en el conocimiento y que nos permita ser competitivos a escala global.

NUEVA ESTRATEGIA
Por tal motivo, el 16 de julio de 2010 el Gobierno aprobó la nueva estrategia 2011-2015 del Plan Avanza2, que da continuidad a la primera etapa del Plan, incorporando las actuaciones en ejecución y actualizando los objetivos iniciales para adecuarlos a los nuevos retos de la Sociedad en Red. Además, esta nueva fase del Plan se articula en torno a una estrategia enmarcada plenamente dentro de la Agenda Digital para Europa y representa de este modo nuestra contribución como Estado Miembro al cumplimiento de los compromisos allí establecidos.

La nueva estrategia persigue contribuir a la recuperación económica y al cambio de modelo económico de nuestro país a través del uso intensivo y generalizado de las TIC, con especial atención a los proyectos que compaginen la sostenibilidad y el ahorro energético con el liderazgo de la industria TIC en áreas estratégicas. Con este propósito, el Plan Avanza 2 ha fijado cuatro grandes líneas estratégicas de actuación: la consecución de una Administración sin papeles en el año 2015, la mejora de la infraestructuras de telecomunicaciones, el fomento del uso y la confianza en Internet, y el impulso de la industria TIC en sectores estratégicos, tales como el de los contenidos digitales y las TIC verdes.

Respecto a la primera de las líneas, vamos a aprovechar la situación de vanguardia en este ámbito, señalada antes, para seguir impulsando los servicios y contenidos públicos digitales, el uso generalizado del DNIe y la firma electrónica, la digitalización del 100% de los registros, así como la extensión de las TIC en la sanidad y la inmersión de estas tecnologías al sistema educativo y formativo.

En lo referente a la mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones, vamos a aumentar la velocidad y la capacidad de las redes, para que sigan constituyendo el sistema nervioso que permita soportar los continuos incrementos de prestaciones que requiere el desarrollo de la SI. Para ello, estamos acelerando ya el despliegue de redes de acceso ultrarrápido, tanto fijas como para comunicaciones móviles, mediante planes de ayuda con créditos blandos. En 2010 la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información ha concedido un total de 133 millones de euros a los operadores que han presentado planes, y para 2011 hay previstos otros 200 millones de euros adicionales.

La tercera línea se centra en el desarrollo de acciones para impulsar el uso y la confianza en Internet, condición imprescindible para extender la cultura de la seguridad de la información entre las empresas y la ciudadanía, especialmente entre las PYME, para hacerlas más competitivas internacionalmente. Por otro lado, las actuaciones en esta línea permitirán impulsar el Mercado Único Digital propugnado por la Agenda Digital para Europa, promoviendo el uso del comercio electrónico transfronterizo.

La última línea, impulso de la industria TIC española en sectores estratégicos, está destinada al desarrollo de las capacidades tecnológicas del sector TIC. Con ello se quiere favorecer que las empresas españolas participen, desde una perspectiva internacional, en la construcción de la “Internet del Futuro”. Para ello hay previstas medidas de impulso del capital semilla y del capital riesgo TIC, de promoción de las TIC verdes y de desarrollo de proyectos tractores que fomenten el ahorro y la eficiencia mediante aplicaciones TIC en ámbitos de futuro. En particular, dentro de esta línea destacamos el fortalecimiento del sector de contenidos digitales, apuesta estratégica y uno de los ejes prioritarios de actuación para que España lidere esta industria, tal como refleja el Plan de Contenidos Digitales puesto en marcha con medidas concretas y que cuenta ya en 2011 con un presupuesto de 200 millones de euros.

Por último, dentro de la línea de mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones, estamos concluyendo el marco normativo para la puesta en marcha de diferentes actuaciones en materia de espectro radioeléctrico, para aumentar la disponibilidad del mismo, optimizando su uso y flexibilizando su gestión. Con ello perseguimos impulsar la inversión en redes de acceso inalámbrico, incrementar la extensión de la cobertura de servicios de comunicaciones móviles, fomentar la innovación e incrementar la competencia en el sector.

Se trata de un planteamiento de carácter global, único en el contexto europeo, que pretende dar respuesta a la demanda de espectro que va a generar el desarrollo y popularización de los nuevos servicios de comunicaciones móviles que hacen uso de cualquier dispositivo (terminales inteligentes, libros electrónicos, tabletas, ordenadores personales, etc.). Con estas acciones, se establecerá un marco estable y de futuro que esperamos promueva la innovación y el empleo, así como la reducción de la brecha digital, a la vez que proporciona seguridad jurídica y predictibilidad, tanto a los operadores como a la industria de equipos.

Para alcanzar los objetivos del Plan Avanza 2 e implantar con éxito las diferentes medidas propuestas, el Plan cuenta para el año 2011 con las correspondientes partidas económicas de un presupuesto total de 1.116,3 millones de euros . A nadie se le puede escapar que la situación de restricción presupuestaria hará imposible igualar el excepcional esfuerzo presupuestario realizado por el Gobierno durante los años precedentes. Sin embargo, hay que destacar que esa disminución de asignación presupuestaria no supone una disminución del interés y del compromiso del Gobierno en el impulso de la SI; hay que tener en cuenta que, en el presupuesto que la Administración General del Estado dedica a las TIC, las partidas de los distintos Departamentos y Entidades Públicas dependientes van adquiriendo cada año un peso más significativo, como es el caso de los programas RedIRIS Nova, Ius+Red, Educación en Red y Sanidad en línea, que son financiados respectivamente por los Ministerios de Ciencia e Innovación, Justicia, Educación y Sanidad y Política Social. Además, la experiencia del Plan Avanza pone de manifiesto que los fondos movilizados por otros agentes pueden superar el 50% de los destinados por la Administración General del Estado.

Todos los niveles de la Administración Pública -en especial las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales-, así como las empresas y organizaciones del sector, están llamados a desempeñar un papel protagonista en la nueva etapa de Avanza 2, para convertir a España en un referente internacional en el sector TIC y de la SI. Desde la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información seguiremos haciendo, como hasta ahora, el máximo esfuerzo presupuestario y normativo, ya que el desarrollo de la Sociedad en Red en nuestro país ha sido y sigue siendo una apuesta estratégica del Gobierno.