Oportunidades ‘post-crisis’
28/01/2011
Se ha llegado a un punto de inflexión pero con tintes de incertidumbre marcados por las malas expectativas en torno a la evolución de las empresas en su conjunto.

Fuente:  http://www.computing.es  Fecha: 28.01.2011

Después de que el año 2009 fuera el peor en la historia si se analiza la inversión tecnológica que se llevó a cabo en nuestro país, 2010 ha finalizado con números igualmente negativos pero con una evidente tendencia alcista que permite recuperar parte de la confianza perdida. Además de ello, de cara a este próximo ejercicio las estimaciones de los diferentes análisis indican que se obtendrán resultados positivos; un estudio de Penteo ICT Analyst detecta una subida del sector TIC de aproximadamente el 2% -aunque por debajo de los índices de entre el 3 y 4% que se espera a nivel europeo y mundial-.

Se ha llegado a un punto de inflexión pero con tintes de incertidumbre marcados por las malas expectativas en torno a la evolución de las empresas en su conjunto. A ello hay que añadir que la inversión en TI respecto a la facturación se prevé que se sitúe en 2011 en el 1,8% con la sensación de que, por término medio, los presupuestos de las áreas de Sistemas permanecerán estables en la mayor parte de los casos; incluso puede ser un lastre para la reactivación del mercado el hecho de que tanto los sectores Financiero como de Administración Pública vayan a disminuir sus partidas -sobre todo el segundo de ellos-, tal como pone de manifiesto Penteo en la reciente ‘Agenda del CIO 2011’.

Muchos de los proyectos llamados a ser protagonistas durante este año estarán relacionados con operaciones de soporte y mantenimiento, y ello supondrá un problema si no tienen cabida otros de carácter eruptivo que sirvan para incentivar iniciativas de modernización y transformación. La moderación prevalecerá y sólo se producirá cierto movimiento en torno a soluciones ligadas a la seguridad, Business intelligence o entornos Web y de colaboración, como principales opciones. Este momento de ‘espera’ favorecerá en cambio que se incremente la externalización como una vía de escape que permita optimizar los costes.

Las prioridades de los departamentos de Tecnología están cambiando. Retener clientes se percibe como fundamental al igual que la captación de otros nuevos. Y bajo este panorama, es en estos tiempos cuando conseguir mejoras en la eficiencia y en los procesos de negocio debe tenerse en consideración como el principal objetivo a alcanzar; del mismo modo que se hace necesario asumir ciertos riesgos si verdaderamente se quieren aprovechar las oportunidades y comenzar a poner en prácticas iniciativas de crecimiento después de los reajustes realizados durante estos dos últimos años.