Los periodistas reclaman mayor acceso a la información y a soluciones tecnológicas específicas para su sector
14/01/2010
Durante un encuentro organizado por UPTA y Fundetec se propone realizar un trabajo de campo para identificar las aplicaciones que ya existen y detectar las carencias que pueden cubrirse con el desarrollo de nuevas herramientas.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha:  14.01.2010

Los medios de comunicación tienden cada vez más a un modelo de negocio con menos empleados en plantilla y más colaboradores externos, lo que ha hecho crecer el número de profesionales de la información autónomos que trabajan como freelance. El problema es que, al carecer del respaldo de un gran grupo, ven limitado su acceso a las fuentes de información y a las herramientas tecnológicas específicas para su desempeño profesional.

Así se ha puesto de manifiesto durante un encuentro organizado en Madrid por la fundación Fundetec y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), en el marco de un convenio de colaboración que ambas entidades mantienen desde hace cuatro años con el objetivo de impulsar el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) entre los autónomos españoles.

Durante el desayuno, en el que han participado periodistas dedicados a campos muy diversos de la comunicación, tanto impresa como digital y audiovisual, se ha puesto de manifiesto que su condición de autónomos les impide asumir los costes de suscripción a información y bancos de imágenes de pago, a archivos históricos de medios, etc.

Por ello, reclaman que se les facilite una modalidad específica y más económica de acceso profesional a estas fuentes. Su segunda reclamación consiste en la creación de un soporte común alojado en Internet que permita a todo el colectivo acceder a una misma herramienta o aplicación informática, de modo que se eliminen problemas de incompatibilidad entre los sistemas de información utilizados por los diferentes grupos editoriales.

En este sentido, se ha hablado del cloud computing, una tendencia tecnológica en boga que permite utilizar hardware y software y archivar toda la información de una empresa mediante una plataforma virtual que no genera gastos de espacio ni de mantenimiento.

Sin embargo, mientras unos aseguran que no existe un programa específico que responda a las necesidades propias de su sector –como un software para el desarrollo y mantenimiento de un medio digital (CMS) o una herramienta de gestión de una empresa editorial–, otros sostienen que en Internet pueden encontrarse aplicaciones gratuitas de gran utilidad para estos profesionales, y que el problema reside en la falta de
información y conocimiento respecto a lo que ya es una realidad.

Ante esta situación de desconocimiento, se ha planteado la necesidad de disponer de “una ventana que nos muestre los programas y soluciones de nuestro interés que existen, así como una red social propia en la que los propios profesionales pudiéramos compartir nuestras experiencias, descubrimientos y necesidades”, como ha manifestado Salvador Molina, presidente de la asociación Procom.

Según se ha expuesto, este servicio, que por naturaleza deberían ofrecer las asociaciones profesionales del gremio, no está prestando en la actualidad, por lo que se ha comentado la conveniencia de exigir a
estas entidades que desempeñen ese papel de portavoces o transmisores de conocimiento respecto a las aplicaciones y tecnologías que interesan al sector.

Para responder a esta necesidad manifiesta de los profesionales de la información, tanto César García, director de Política Sectorial de UPTA, como Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec, han convenido en la importancia de llevar a cabo un trabajo de campo para, en primer lugar, identificar las herramientas que ya existen y ofrecer formación práctica para aprender a utilizarlas, y en segundo lugar, detectar las carencias que no están cubiertas para poder desarrollar nuevas aplicaciones que den respuesta a esas necesidades.

Ambas entidades se han mostrado dispuestas a colaborar en la materialización de este proyecto, siempre y cuando se parta de un compromiso previo de las asociaciones profesionales que aglutinan al sector.