LA PERSECUCIÓN DE LOS DELITOS TECNOLÓGICOS, CLAVE DEL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN
10/11/2009
Todos los tipos delictivos relacionados con Internet y la informática han aumentado en número de hechos detectados por Policía Nacional y Guardia Civil entre 2004 y 2008.

Fuente:  http://www.computing.es   Fecha: 10.11.2009

La persecución eficaz de los delitos tecnológicos es fundamental para que se de un entorno digital seguro para ciudadanos y empresas que favorezca el desarrollo de la sociedad de la información en España. Esta podría ser la conclusión más destacada de la tercera edición del Congreso Nacional de Policía Tecnológicas que, organizado por la Business Software Alliance, ha reunido hoy en Madrid a representantes de los Ministerios de Interior, Cultura e Industria, junto con policías especializados en delitos informáticos, jueces, fiscales y empresas.

El número de delitos e infracciones telemáticas ha experimentado una evolución al alza en los últimos años, en línea con el desarrollo experimentado por la sociedad de la información en nuestro país.

Según los datos del GESI (Gabinete de Estudios de Seguridad Interior) del Ministerio del Interior, prácticamente todos los tipos delictivos experimentaron un crecimiento entre 2004 y 2008. Destacan el aumento de los delitos de pornografía infantil y el incremento de los delitos de estafas.

Los responsables del Congreso explicaron que el salto de conectividad y acceso a las nuevas tecnologías de la información en nuestro país explica esta evolución del ciber-crimen, en línea con los niveles de criminalidad que se dan en países de nuestro entorno con similar desarrollo de la sociedad de la información.

La sensación de inseguridad es uno de los factores que impide el desarrollo de la sociedad de la información. Según los datos del último barómetro del CIS el 56,6% de los ciudadanos españoles no se sienten protegidos cuando navegan por Internet y hasta el 76,9% aún percibe que comprar en la red no es seguro (no utilizarían nunca su tarjeta de crédito en Internet).

En su tercera edición el Congreso ha analizado y debatido los últimos avances en la lucha contra el fraude bancario, los delitos contra la propiedad intelectual y ha debatido sobre las implicaciones que el reciente auge de las redes sociales puede llegar a tener sobre el desarrollo de nuevos tipos delictivos.