Las primeras imágenes por satélite de Japón son de tecnología española
17/03/2011
Las primeras fotografías de Japón tras el tsunami tomadas desde el espacio fueron captadas por un satélite cien por cien español, según ha confirmado la ONU en su página web y la empresa fabricante de esa tecnología.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  17.03.2011

 En concreto, se trata de dos imágenes de grandes dimensiones tomadas por el satélite Deimos-1, situado a 670 kilómetros de altitud, y captadas entre tres y cuatro horas después de que se produjera el tsunami.

La resolución de las imágenes es de veinte metros, menor a la proporcionada por otros satélites extranjeros, según ha explicado el director general de Deimos Imaging, Miguel Belló, quien ha subrayado a EFE que pese a esta diferencia, la gran dimensión de las imágenes permite apreciar de un vistazo cómo se encuentra la zona afectada por el tsunami.

Belló atribuye la rapidez en la captación de las imágenes a que el amplio barrido del satélite ha permitido captar 'prácticamente todo Japón' en dos grandes fotografías, que muestran toda la costa afectada por el tsunami, incluida la central nuclear de Fukushima, que aparece pixelada.

Según ha explicado Belló, pasaron unas doce horas desde que el satélite tomó las imágenes hasta que la ONU pudo verlas.

En este tiempo, las fotografías fueron descargadas a una base de esta empresa situada en la isla noruega de Svalbard, próxima al Polo Norte, donde se procesaron y se suministraron a la ONU, que a su vez las utiliza para coordinar las labores de rescate y ayuda.

Respecto al coste de estas imágenes, Belló ha destacado que lo verdaderamente difícil es amortizar la inversión de la tecnología necesaria para tomarlas, que en el caso del satélite Deimos-1 ascendió a 30 millones de euros.

Esta misma fuente ha resaltado que se trata del único satélite español de observación de la Tierra, y que ya trabajan en un segundo modelo, que cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros, y que mejorará la nitidez de las imágenes.

Belló espera que Deimos-2 pueda estar en funcionamiento en 2013.