El proyecto e-labora facilita la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual
22/01/2013
El proyecto e-labora, una iniciativa de la Fundación Aprocor y la Fundación Vodafone España, que ha contado con la financiación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través del Plan Avanza, y la participación de la empresa Qualcomm, desde de su iniciativa Wireless Reach, facilita la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual.

Fuente:   http://www.rrhhpress.com  

e-labora consiste en un entorno de desarrollo que permite al preparador laboral personalizar un conjunto de aplicaciones diseñadas por el departamento de Innovación de la Fundación Vodafone España, siguiendo las indicaciones de expertos en inserción laboral de la Fundación Aprocor. Dichas aplicaciones han sido desarrolladas con el objetivo de mejorar la autonomía e integración de las personas con discapacidad intelectual en el trabajo.

Las aplicaciones que se han desarrollado en el proyecto e-labora permiten, entre otras funciones, planificar tareas, acceder a información relevante a través de códigos QR, introducir contenidos multimedia, gestionar el tiempo de realización de tareas a través de avisos y alarmas, guiado en ruta para acceder al puesto de trabajo o visualizar, gracias a la realidad aumentada, información de personas y su posición dentro de la estructura de la empresa.

Para el preparador laboral de las personas con discapacidad, se ha diseñado un interfaz profesional que le permite, desde un ordenador, configurar aplicaciones personalizadas para cada trabajador y construir el cuadernillo de tareas que cada usuario debe realizar, en función de su puesto y sus capacidades.

Por su parte, los usuarios acceden a través de su dispositivo móvil a su cuaderno de tareas específico, para consultar las diferentes actividades que deben realizar a lo largo del día, teniendo acceso a las distintas herramientas y servicios que específicamente les han asignado y pudiendo contactar, en cualquier momento, con su preparador laboral.

Esto permite, por una parte, que un mismo preparador laboral pueda supervisar a varios usuarios a la vez, ya que se evita que deba acompañar al trabajador en su nuevo puesto y ayudarle con las tareas asignadas, y por el lado del trabajador, además de facilitar su inserción laboral, promueve su autonomía personal y la forma en la que debe enfrentarse a las nuevas experiencias y retos que se les plantean en su día a día.

La plataforma ha sido probada por 45 usuarios en Madrid, Sevilla y Murcia. Los espacios profesionales que se han analizado son los de auxiliares de manipulados, auxiliares administrativos, labores de mantenimiento y jardinería.

Los primeros resultados demuestran que las nuevas tecnologías ayudan a acortar los plazos formativos previos a la inserción laboral y aumentan la autonomía de los usuarios en el puesto de trabajo. Las personas con discapacidad intelectual aprenden más rápido, pueden afrontar las tareas solas y se sienten más independientes.