¿QUÉ PASARÁ EN 2009?
Unos aseveran que el sector está maduro y preparado para afrontar la crisis económica y otros otros temen que los buenos tiempos de crecimiento de las empresas tecnológicas cambien en 2009.

www.channelpartner.es  03.12.2008

A pesar de la crisis y del pesimismo que se ha generado entre los agentes económicos, el sector informático está creciendo en España. Según un estudio de Informa D&B, en España se han creado 1.272 empresas relacionadas con la informática entre enero y septiembre de 2008, lo que supone un incremento del 40,24% respecto al mismo periodo de 2007. De hecho, Rafael Achaerandio, analista de IDC en España, asegura que, a la espera del cierre definitivo, “2008 no va a ser un año terrible para el sector tecnológico y, aunque se registrarán crecimientos menores que otros años, no serán cifras pesimistas”. Asimelec ya ha adelantado que la industria de nuevas tecnologías crecerá este año, aunque un raquítico 0,5%, mientras que Aetic dice que habrá crecimiento aunque no tendrá que nada ver con lo visto en los últimos años (en 2007 un incremento del 9%).

En este sentido, Achaerandio destaca que el hardware será “el que peor lo pase por los problemas financieros que están teniendo las pymes y por su falta de liquidez para invertir en tecnología”. Sin embargo, afirma que el software y los servicios tienen en 2008, y tendrán en 2009, un mejor comportamiento que el hardware, sobre todo porque están más dirigidos a medianas y grandes cuentas, que parece que están sufriendo en menor medida los problemas de financiación. No obstante, para el analista de IDC, “en 2009 disminuirá el crecimiento en todos los segmentos del mercado TI, desde el hardware y los servicios, pasando por el software. Hay unas perspectivas más negativas para 2009, que será un año más duro y peor que 2008 e incluso que las previsiones para 2010”, explica el analista de IDC. No obstante, Achaerandio se muestra optimista y afirma que “no se va a dejar de consumir tecnología porque las empresas siguen necesitándola, pero ya no se darán los crecimientos tan espectaculares de los últimos años”.

Así, uno de los problemas que se están acusando en la economía en general, y de forma especial en el canal de distribución TIC, según el socio director de la consultora e-Quatium, José Miguel Rodríguez, ha sido, y será durante 2009, la falta de financiación para mantener a pleno gas los negocios. En este sentido, considera que es especialmente negativa la ampliación de los plazos en la toma de decisiones de inversión tecnológica por parte de los clientes finales. Las líneas de crédito cada vez son más reducidas e incluso se están eliminando; los avales bancarios se conceden pero con garantías personales; el crédito desde las aseguradoras es nulo o ha experimentado una reducción media de un 70%; se refinancian las deudas pero con un alto coste económico; y el periodo medio de cobro del cliente final se ha dilatado, explica Rodríguez. Además, apunta que un alto porcentaje de la tecnología que se vende en España tiene a la Administración como principal cliente, por lo que considera “más útil y efectivo que todas las medidas extraordinarias que se están tomando desde Gobiernos y Bancos Centrales, que la Administración acorte sus plazos de pago, optando por los 30 días frente a los habituales 180 en los que se mueve actualmente”.

Las empresas que sobrevivan al temporal financiero lo harán por estar capacitadas para cambiar rápidamente y adaptarse a las épocas de crisis, innovando y siendo creativas. “Aquellas que mejor preparadas estén para el cambio, o que hayan iniciado con anterioridad la remodelación de sus estructuras de negocio serán las que tengan más margen de supervivencia”, afirma Jesús Contreras, director de desarrollo de negocio de Kyocera.

En este sentido, Álvaro Serrano, gerente de Addeti (Asociación de Distribuidores y Detallistas Españoles de Tecnologías de la Información), afirma que las tecnologías que mejor se han comportado este año son todas las tecnologías ligadas a la productividad o a la reducción de costes operativos, como son la movilidad o las que giran en torno a la convergencia IP, los servicios y el outsourcing. Por su parte, José Miguel Rodríguez, de la consultora e-Quatium, destaca la fuerza que han tenido en 2008 las soluciones de virtualización, seguidas de los sistemas de almacenamiento; soluciones de seguridad corporativa; el vídeo IP; la industria del software; y la tecnología Wi-Max.

En cambio, los productos de conectividad de gama baja destinados, principalmente, al consumo son los que mayor contracción han registrado. Asimismo, cabe destacar la fuerte erosión de precios que sufre la venta de ordenadores portátiles y de sobremesa, cuya facturación global en el mercado ha aumentado, pero no así el precio de venta de cada unidad. Este hecho provoca que para mantener la misma cifra de facturación año tras año el número de unidades vendidas deba aumentar entre un 10 y un 15%. Para terminar de complicar la cosa, Serrano, de Addeti, apunta que las renovaciones de ordenadores o impresoras corren peligro de aplazarse un año.

Nuevos ‘nichos’
Una de las claves principales para sobrevivir a esta crisis es descubrir donde estarán las oportunidades para el sector tecnológico. En este sentido, Tomás Iriondo, director general de Gaia, la Asociación Industrias de las Tecnologías Electrónicas y de la Información del País Vasco, apuesta por el transporte, las energías renovables, la salud y las grandes infraestructuras como sectores con mucho futuro tecnológico por recorrer.

Por su parte, la consultora Gartner destaca la virtualización y las soluciones de cloud computing entre las principales tecnologías y tendencias estratégicas que van a copar el mercado en los próximos ejercicios. La consultora considera que una tecnología es estratégica si se prevé un potencial impacto sobre la empresa en los próximos tres años y, por tanto, afecta a los planes, programas y a iniciativas empresariales a largo plazo, explica David Cearley, vicepresidente analista de Gartner. “Las empresas deben evaluar las oportunidades de estas tecnologías para dar valor añadido a sus servicios empresariales y soluciones, así como desarrollar un proceso para detectar y evaluar el valor comercial de las nuevas tecnologías que entran en el mercado”, señala Cearley.

Entre el top 10 de tendencias tecnológicas, Gartner, además de la virtualización y el cloud computing, que concentrarán el “mayor bullicio” de los próximos tres años en el sector, incluye la evolución de los servidores y las arquitecturas orientas a Internet, ya que Gartner espera que en los próximos cinco años los servicios empresariales se centralicen más en Internet, así como destaca que las empresas están investigando las aplicaciones web para aumentar su prestación y mejorar su gestión y, a partir de 2010, se consolidarán estos entornos. En sexto lugar, la consultora resalta que los sistemas especializados y heterogéneos son una tendencia emergente en los entornos de alto rendimiento para hacer frente a cargas de trabajo más exigentes. En séptimo lugar de este listado de Gartner, el software social cobra auge, por lo que recomienda a las organizaciones que consideren la posibilidad de añadir una dimensión social a un sitio web convencional antes de que sea demasiado tarde, ya que el mayor riesgo radica en no participar y, por lo tanto, quedar mudo en un diálogo donde su voz debe hacerse escuchar.

Asimismo, en este decálogo Gartner habla de las comunicaciones unificadas, ya que durante los próximos cinco años, el número de proveedores de comunicaciones con los que una organización trabaje se reducirá en al menos el 50%. Además, también destaca el business intelligence, que es la prioridad para los CIO al tener un efecto positivo directo sobre los resultados de las empresas; y, por último, el green Computing o informática verde, por la que se están priorizando “productos y estrategias más eficientes que puede permitir equipos que encajen mejor en un mundo que necesita a gritos una mejor gestión de los recursos.

Moderado optimismo
Estos nichos tecnológicos serán la clave para que el sector siga creciendo en un año para el que muchos expertos auguran recesión económica. Pese a estos malos presagios, José Pérez, director general de Asimelec, afirma que el ritmo de inversiones en TIC por parte de las empresas españolas y las administraciones públicas sigue siendo positiv. “No prevemos ningún tipo de ralentización en las mismas a medio plazo, ya que el buen comportamiento en el entorno corporativo permite compensar la caida del consumo”, asegura Pérez.

En este mismo sentido, el director de Tecnologías de la Información, Desarrollo del Mercado y Servicios al Sector de AETIC, Antonio Cimorra, asegura que los problemas económicos que se están viviendo están afectando en menor medida al sector TIC, porque, “comparado con otros sectores económicos, es más sólido y está mucho mejor preparado para afrontar la situación actual”. “Esto es así posiblemente porque utilizamos nuestra propia receta aplicar las TIC para ser más competitivos y estar mejor preparados. Nos hemos convertido en un sector maduro”, añade el responsable de Aetic. No obstante, Cimorra no quiere ser excesivamente optimista y asegura que “estar mejor preparado y ser mucho más sólido no hace al sector inmune a cualquier situación. De hecho ya vemos síntomas de la situación actual en su actividad”, puntualiza.

En definitiva, 2009 será un año complicado para todos los sectores económicos y también para el tecnológico, por lo que la oferta tendrá que adecuarse a una nueva demanda, una demanda que tiene problemas financieros. Por ello, Rafael Achaerandio, de IDC, cree que “habrá empresas que serán muy agresivas y que les irá muy bien, porque las crisis son oportunidades para algunas empresas, pero habrá muchas otras que tendrán problemas y perderán fuelle”.