Los reguladores mundiales de las TIC comparten su visión de los servicios y redes del futuro
13/11/2009
Los delegados presentes en el 9º Simposio Mundial para Organismos Reguladores de la UIT han hablado esta semana de la necesidad acuciante de que los gobiernos abran sus mercados a una mayor competencia y recurran a incentivos para estimular las inversiones en las redes de banda ancha que se están convirtiendo rápidamente en un elemento esencial de la economía del conocimiento.

Fuente:   www.cibersur.com    Fecha:  13.112009

La reunión, a la cual asistieron en total 648 participantes de 89 países, trató de forjar una visión y una comprensión compartidas de las numerosas dificultades que deben afrontar los reguladores de las TIC en mercados convergentes cada vez más complejos.

"En número de participantes y calidad y pertinencia de los debates escuchados durante el evento, este GSR ha sido el mayor éxito de todos, prueba de la función esencial que los reguladores desempeñan en la definición de los mercados futuros, que se caracterizarán por el rápido desarrollo de las tecnologías y una acelerada evolución de una competencia cada vez más compleja", declaró el Dr. Hamadoun Touré, Secretario General de la UIT.

El duro clima económico actual incita a algunos operadores a frenar sus planes de desarrollo de redes, y por ello la reunión insistió especialmente en la necesidad de que los sectores público y privado comprendan mejor sus respectivas necesidades y colaboren más estrechamente para atender a la demanda de servicios TIC.

El sector de las TIC desempeñó un papel protagonista en el Foro Mundial de Líderes del Sector (GILF) que se celebró el 9 de noviembre, justo antes de la inauguración del GSR. Bajo la Presidencia del Dr. Saad Al Barrak, Director Ejecutivo de Zain Group, el Foro propició unos debates francos e interactivos entre representantes de operadores, fabricantes y creadores de aplicaciones TIC, proveedores de servicios, especialistas en infraestructura y asesores. Esos debates fundamentaron el Informe del Presidente del GILF, que se sometió a la sesión de apertura del GSR del martes 10 de noviembre, a fin de que los delegados que representaban a la comunidad mundial de reglamentación de las TIC lo estudiaran detenidamente.

Los participantes en el GILF subrayaron que se necesita una reglamentación predecible y estable, una mayor armonización regional de los marcos normativos, una gestión más eficaz del espectro de frecuencias radioeléctricas y una "delicada intervención" de los reguladores para que los mercados evolucionen naturalmente.

También abogaron por una reglamentación tecnológicamente neutra e instaron a los reguladores a tener en cuenta la constante evolución de los servicios convergentes y a garantizar que hubiera espectro suficiente para el crecimiento futuro. Se pidió a la UIT, que desempeña un papel fundamental en la atribución mundial de espectro a través de su Sector de Radiocomunicaciones, que siguiera trabajando dinámicamente para ayudar a empresas y gobiernos a crear un entorno propicio para la aparición de nuevos servicios, el abaratamiento de los precios y la aceleración de la instalación de redes en zonas insuficientemente atendidas.

En el discurso de apertura que pronunció ante el GSR el martes 10 de noviembre, el Sr. Sami Al Basheer Al Morshid, Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT (BDT), señaló que la penetración móvil alcanzará el 67% de la población mundial en 2009, lo que representará 4 600 millones de abonados móviles. Según cifras de la UIT, más de la cuarta parte de la población mundial utiliza Internet.

Aunque la crisis financiera fue objeto de todas las conversaciones, los panelistas participantes en la Sesión 2: Repercusión de la crisis financiera sobre la reglamentación – Enseñanzas extraídas, moderada por el Sr. Julius Genachowski, Presidente de la FCC, convinieron en que el bajón económico había evitado en gran medida al sector de las TIC, que sigue creciendo lento pero seguro. Un orador señaló que la crisis "no es una crisis de oportunidad, sino más bien una crisis de financiación causada por una crisis de reglamentación en el sector financiero".

El Simposio también elaboró una nueva serie de directrices sobre prácticas idóneas para ayudar a los reguladores de todo el mundo a definir estrategias innovadoras destinadas a atender a las necesidades de un entorno convergente. Las directrices tratan de cuatro temas de reglamentación fundamentales que se consideran esenciales para la rápida evolución que experimenta actualmente el mercado de las TIC: necesidad de promover la convergencia, crear instituciones de reglamentación nacionales más fuertes y eficaces, utilizar la reglamentación para estimular una inversión constante en el mercado, y promover nuevos servicios innovadores que beneficien a los consumidores y ayuden a "conectar a los que todavía no lo están".