Responsable de Hacienda cree que "perder el miedo a la administración electrónica supondrá un gran ahorro"
27/07/2012
La directora general de Modernización Administrativa, Procedimientos e Impulsos de la Administración Electrónica, María Ester Arizmendi, ha asegurado que los ciudadanos "tienen que perder el miedo a la administración electrónica" porque en ella "existe una gran oportunidad de ahorro".

Fuente: www.gentedigital.es

La directora general de Modernización Administrativa, Procedimientos e Impulsos de la Administración Electrónica, María Ester Arizmendi, ha asegurado que los ciudadanos "tienen que perder el miedo a la administración electrónica" porque en ella "existe una gran oportunidad de ahorro".

"Un trámite en forma presencial cuesta una media de 80 euros, mientras que por la vía electrónica se reduce a cinco", explicó en una entrevista realizada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de su participación en el encuentro 'Hacia una colaboración interinstitucional más eficiente: la eliminación de duplicidades en el Estado Autonómico' que se imparte esta semana en la institución académica con el patrocinio del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Según Arizmendi, en este momento de crisis económica las tecnologías de la información "van a ayudar muchísimo" a racionalizar los gastos y hacerlos más eficientes, ya que si al día se hacen "miles de trámites" el ahorro que esto puedo suponer es "ingente".

En esta línea, subrayó que el Ministerio está trabajando para acercar la administración electrónica "hasta la última puerta del ayuntamiento del pequeño municipio" para así romper con la "brecha digital" que se establece entre los ciudadanos del centro de las grandes ciudades y los habitantes de la periferia.

Además, la directora general comentó que desde el Ministerio quieren "disminuir" las cargas administrativas para que los procedimientos sean "más sencillos, simples y lineales" y conseguir, de esta manera, que los ciudadanos "no se pierdan en vericuetos". Una labor que, según dijo, "no es nada fácil" porque "los cambios de paradigma siempre son complejos y generan resistencias".

La directora general aseguró que "esta nueva tendencia" supondrá "un cambio de mentalidad, de funcionamiento y paradigma" pero, "no una disminución de los puestos de trabajo".

Para ella, la administración "está adaptándose" a la sociedad actual pero "aún necesita cambiar mucho más" porque, en su opinión, "las normas a veces son muy pesadas y existen muchas duplicidades".

"Las cosas tendrían que haber cambiado igualmente si no tuviéramos esta crisis económica pero, dada la coyuntura en las que nos encontramos, existe la oportunidad y hay que aprovecharla", concluyó.