El reto de los departamentos TIC: ser percibidos como áreas que aportan valor e incrementan la productividad.
19/12/2011
Solo un 11% de los responsables TIC de las empresas confían en que el presupuesto de su departamento se vea ampliado en 2012, según un estudio llevado a cabo por Setesca, consultora especializada en la reducción de costes e incremento de la productividad y eficiencia operacional.

Fuente: http://www.rrhhpress.com  Fecha: 19.12.2011

Según este estudio, los directores TIC que sí confían en ese incremento de presupuesto son aquellos que presentan un tipo de proyectos con una marcada orientación a facilitar el crecimiento y la productividad de la empresa.

Del mismo modo, el análisis destaca que los departamentos TIC que están considerados como un departamento de aporte de valor al crecimiento de la empresa verán aumentados su presupuesto en un 7% de promedio.

Según Setesca, el principal reto de los departamentos TIC y, por ende, de sus responsables, es ser percibidos como un departamento que aporta valor real añadido y, en definitiva, ser reconocidos como un departamento que incrementa la productividad en la empresa.

Aquellos responsables TIC que consiguen que su valor aportado sea percibido como una herramienta competitiva ven cómo, tanto en lo referente a la aprobación de proyectos propuestos como en cuanto a la evolución de gastos, ofrece porcentajes de crecimiento.

Por otro lado, del estudio de Setesca también se desprende la percepción que tiene el responsable TIC con respecto a la valoración que se tiene de su función, ya que muchos consideran que están bien percibidos por sus CEOs, aún cuando se les pide reducción de costes, su porcentaje de proyectos aprobados respecto a los propuestos es bajo y la percepción de valor de servicio TIC que tienen sus usuarios también es baja.

Por último, Setesca plantea unas recomendaciones básicas a los responsables TIC de las empresas con el fin de lograr que su departamento sea percibido como un departamento de valor añadido:

Deben orientar todos sus esfuerzos en conseguir reducir sus presupuestos en gastos no discrecionales por debajo del 35%.
Deben explicar al resto de la organización la estructura de costes, argumentando muy bien las razones por las que se produce cada partida de consumo presupuestario y demostrando que se está aplicando la máxima eficiencia en procesos y eficacia en contrataciones.
Deben orientar sus esfuerzos a proponer e implementar soluciones que aporten crecimiento al negocio, apostando por herramientas de movilidad, de gestión comercial y de mejora del servicio al consumidor.

Deben establecer políticas y estrategias de comunicación interna y de gestión del departamento que mejoren la percepción de consumidores, clientes y CEOs.