La sanidad electrónica que no acaba de llegar
13/11/2009
Aunque se habla de la receta digital y del acceso electrónico al historial médico desde hace años, no acaba de llegar su implantación masiva.

Fuente:   www.ticpymes.es    Fecha:   13.11.2009

La Salud 2.0. ha sido la protagonista de la segunda Jornada e- Salud organizada por la Cátedra Sanitas, que ha contado con la presencia de expertos españoles e internacionales. Durante esta jornada, el Observatorio de e-Salud de la Cátedra Sanitas ha presentado el “Informe anual 2009: Mejoras prácticas en la implementación de la e-Salud”, en el que se ha realizado un exhaustivo estudio de varios proyectos de probado éxito en Madrid, Andalucía y Baleares, como el servicio Salud Responde o la Unidad de Hospitalización a domicilio del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El estudio se ha centrado también en la interoperabilidad entre las diferentes comunidades autónomas, sistemas de salud y los centros hospitalarios.

Todos los expertos coinciden en que se ha producido un gran avance en los últimos años a todos los niveles de la administración, bajo el liderazgo del Ministerio de Sanidad. Esto ha permitido que el desarrollo de la e-Salud y la interoperabilidad de los sistemas sanitarios en España hayan avanzado más que en otros países europeos de nuestro entorno.

Según un estudio de la Fundación OPTI, la revolución tecnológica en la medicina facilitará el acceso al historial clínico de todo el sistema sanitario, el diagnóstico y el tratamiento médico a distancia, así como la utilización de la receta electrónica desde la prescripción hasta la dispensación del medicamento. Además, el ciudadano dispondrá de información imparcial y contrastada, lo que provocará una fuerte competencia en los centros sanitarios, que deberán primar la calidad y apostar por una mayor especialización para diferenciarse de la competencia.
 

Entre los objetivos pendientes, el informe resalta la necesidad de promover la estandarización de todos los procesos, una mayor integración entre primaria y especializada y el esfuerzo formativo que deben realizar los profesionales sanitarios para asumir el papel que les corresponde en la medicina del futuro, que no es otro que el de liderar la toma de decisiones estratégicas a la hora de decidir cómo deben ser los procesos sanitarios del futuro.