Satélites con tecnología española y de uso público a través de Internet
01/08/2013
Los satélites Ardusat, que incluyen tecnología española, serán lanzados este domingo, 4 de agosto, desde el Tanegashima Space Center (TNSC) en Japón. La aportación del país a estos aparatos son los sensores de medición de radiación, que han sido desarrollados por la empresa Libelium.

Fuente:  www.cibersur.com

Estos sensores permiten medir los niveles de radiactividad  espacial generados por fenómenos como las tormentas solares o  actividad de fondo. El dispositivo sensorial detecta las partículas  Gamma producidas en cualquier lugar del espacio. Su integración en  los satélites ha sido posible gracias a una colaboración entre las  empresas Libelium (España) y NanoSatisfi (Estados Unidos).

Por su parte, los satélites Ardusat estarán orbitando alrededor de  la Tierra a una altura de 300 kilómetros y serán controlados desde el  planeta mediante protocolos de radio. Además de la medición de los  niveles de radiación en el espacio, los dispositivos Ardusat serán  usados para realizar proyectos como la creación de un mapa 3D del  campo magnético de la Tierra, medición de los cambios de temperatura  en el espacio o el estudio de la reflexión de los rayos de luz en la  superficie terrestre.

Ardusat será la primera plataforma abierta para el público  investigador lanzada al espacio. Los investigadores de todo el mundo  podrán realizar todo tipo de experimentos controlando los más de 25  sensores (espectrómetro, magnetómetro, radiación, acelerómetro,  giroscopio, o temperatura, entre otros) que se incluyen en cada  satélite.

"El objetivo principal del proyecto es acercar por primera vez en  la historia el espacio al público general, de forma que gente de todo  el mundo pueda interactuar con los satélites a través de Internet" ha  explicado el director de I+D de Libelium, David Gascón.

La misión está dirigida por la agencia espacial japonesa JAXA y  consiste en un cochete de tipo HII-B y del HTV-4, un transportador de  carga que llevará más de 6 toneladas de mercancías a la Estación  Espacial Internacional (ISS).